Patagpnia rebelde

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 667 (166716 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 2 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Osvaldo Bayer

0

La Patagonia Rebelde

A

Revisado, editado y compaginado por Sombraysén Editores. Sin derechos reservados, recomendándose su difusión por cualquier medio técnico que se tenga más a mano, especialmente su discusión. Cualquier crítica, aporte o consulta, escribir a sombraysen@gmail.com o visita www.sombraysen.entodaspartes.net

® Talleres gráficos F.U.R.I.A.,Coyhaique, Patagonia 2009.-

La Patagonia Rebelde Osvaldo Bayer

Nota preliminar

En La Patagonia rebelde, Osvaldo Bayer ha sintetizado todo el tema desarrollado en los cuatro tomos de Los vengadores de la Patagonia trágica (los tres primeros editados en la Argentina, 1972-1974, y el cuarto en Alemania Federal, 1978). El hecho de que la última parte tuviera que ser editada en el extranjero sedebe a que tanto el autor como el editor debieron exilarse al asumir el poder, en Argentina, la Junta Militar, en 1976. El autor ha procurado cuidadosamente que La Patagonia rebelde contenga lo fundamental de su obra en cuatro tomos. La reducción en un solo volumen era necesaria. Más, pensando en el público latinoamericano que puede conocer así, en una obra más sintética, los trágicos acontecimientospatagónicos originados con motivo de la huelga rural más extendida de la historia sudamericana. Pero, la edición en un volumen se debe también al convencimiento de que durante muchos años no se podrá reeditar una obra tan voluminosa como Los vengadores de la Patagonia trágica. Con La Patagonia rebelde se cierra un ciclo que comenzó en Buenos Aires, en 1928, con la aparición de La Patagoniatrágica, de José María Borrero, en la que se trataban diversos episodios de la matanza de aborígenes del sur argentino y de la explotación de los trabajadores rurales. Borrero prometió una nueva obra titulada Orgía de sangre en la que se iba a detallar la masacre de obreros del campo durante los movimientos huelguísticos de 1921-1922. Ese segundo libro de Borrero —por diversas circunstancias— nunca fueeditado o tal vez ni siquiera escrito. La Patagonia rebelde trata, precisamente, el tema que Borrero anunció y que permaneció inédito. Tema que durante más de cincuenta años fue “tabú” para la investigación de la poco conocida historia social latinoamericana y sus grandes gestas.

Prólogo El ángel exterminador

“Kurt Wilckens, temple diamantino, noble compañero y hermano...” (Severino DiGiovanni, Los anunciadores de la tempestad)

Ya a esa hora —las 5.30 de la mañana— del 27 de enero de 1923, Buenos Aires presentía que la jornada iba a ser calurosa. El hombre rubio tomó el tranvía en Entre Ríos y Constitución y sacó boleto obrero. Viajaría hasta la estación Portones de Palermo, en Plaza Italia. Llevaba un paquete en la mano, que bien podría ser el envoltorio del almuerzo o algunasherramientas de trabajo. Parecía tranquilo. A las pocas cuadras de ascender se puso a leer el Deutsche La Plata Zeitung que llevaba bajo el brazo. Bajó en Plaza Italia y se dirigió por calle Santa Fe hacia el oeste, en dirección a la estación Pacífico. Pasó ésta y al llegar a la calle Fitz Roy se detuvo en la esquina, justo frente a una farmacia. Son las 7.15, el sol ya pica fuerte. Hay muchomovimiento de gente, de carros, autos y vehículos de transporte. Al frente están los cuarteles del 1 y 2 de Infantería. Pero el hombre rubio no mira para ese lado: sus ojos no se apartan de la puerta de la casa de Fitz Roy 2461. ¿Podrá ser hoy? Pareciera que no. Nadie sale de esa vivienda. Los minutos pasan. ¿Habrá salido más temprano? ¿Tendrá alguna sospecha? No, ahí está. De esa casa sale unmilitar. Son las 7.55. Pero otra vez lo mismo: lleva una niñita de la mano. El hombre rubio hace un imperceptible gesto de contrariedad. Aunque ahora el militar se detiene y conversa con la niña. Ésta le dice que se siente mal. El militar la alza rápidamente en brazos y la entra nuevamente en la casa. Apenas pasan unos segundos y ahora sí, el militar sale solo. Va vestido con uniforme de diario y...
tracking img