Pensamiento pre – parmenídeo y post – parmenídeo: la existencia o no existencia de una continuidad temática filosófica.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1454 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La aparición de Parménides en el ámbito filosófico supuso para la época un cambio en la conceptualización de aquello que se estudiaba e investigaba. Parménides, introdujo una serie de nuevos conceptos que se alejaban, en apariencia, considerablemente de lo que la física milesia estudiaba (ejemplificada en el presente ensayo por Anaximandro), es decir, del estudio de los elementos que componían elUniverso. Y decimos en apariencia porque años más tarde, Empédocles y los atomistas –Demócrito y Leucipo-, retomaron la física milesia pero, esta vez, de la mano de los conceptos parmenídeos. Esto pudiera verse como una malinterpretación de los textos de Parménides, en tanto que, Parménides no buscaba determinar causas y principios, tal cómo se pretendía en la física milesia al determinar loselementos que componen al universo, sino por el contrario Parménides hacía una suerte de metafísica (en el uso contemporáneo de la palabra), al hablar del Ser y ser el primero en introducir los conceptos de Ser y del No Ser. Sin embargo, no existió tal malinterpretación por parte de Empédocles y los atomistas, y esto, es lo que examinaremos a continuación.
Para iniciar, necesitaremos definir qué escausa, y esto, lo haremos a partir de la definición que de estas hace Aristóteles en su libro “Metafísica”. Para Aristóteles, “causa” puede ser definido de cuatro formas distintas, pero de esas cuatro distintas definiciones usaremos tan sólo una, a saberse: “aquello de donde proviene el movimiento.” Puesto que, en palabras de Aristóteles “la causa del orden es, a la vez, principio de las cosasque son, precisamente aquel principio de donde les viene el movimiento a las cosas que son” y esto, entendiendo al movimiento como el agente capaz de producir perfección y orden. A partir de dicha definición, podremos partir tranquilamente hacía la demostración de que, en efecto, no existió una ruptura temática entre la física milesia y la metafísica parmenídea. Si revisamos con detenimientoaquello que dice Empédocles acerca de las “cuatro raíces dadoras de todas las cosas” notamos una clara disparidad con Anaximandro, puesto que este postula que el Ápeiron (lo infinito) no es ni fuego, ni agua, ni aire, ni tierra. No obstante, hallamos la similitud con Anaximandro cuando Empédocles afirma que “no existe nacimiento de ninguno de los seres mortales, ni tampoco un fin en la funesta muerte,sino que solamente la mezcla y el intercambio de lo mezclado existen, y esto es llamado nacimiento por los hombres” , puesto que, el Ápeiron también es ingénito e imperecedero y “la generación se produce no al alterarse el elemento sino al separarse los contrarios por obra del movimiento eterno.” . Respecto al “nacimiento” de las cosas, Empédocles logra articular dicho postulado con el del Ser yel No Ser parmenídeo cuando afirma: “es imposible que algo llegue a ser a partir de lo que no es, y es irrealizable e inconcebible que perezca lo que es, porque siempre estará allí donde pueda ser ubicado (…)” Aquí notamos una clara referencia a las ideas de Parménides. De dichas afirmaciones podemos concluir dos cosas: 1. Que se puede encontrar una similitud entre el Ápeiron y el Ser, dado que,ambos son ingénitos e imperecederos. 2. Que Empédocles logra articular el Ser parmenídeo a su idea del “nacimiento” de las cosas, sin que esto perturbe, la relación existente entre el Ápeiron, en el cual las cosas se generan por separación obra del movimiento eterno, y su idea de que no existe nacimiento ni muerte sino mezcla e intercambio. Observando estas dos afirmaciones que hemos hecho sobrelas ideas de Anaximandro, Parménides y Empédocles, podremos identificar de una forma más sencilla aquella continuidad temática que pareciera no existir. La similitud entre el Ser y el Ápeiron en cuanto son ingénitos e imperecederos, permite que Empédocles pueda determinar la generación de los seres, tal y como lo hace. Es claro, pues, que Parménides no habla de generación de seres, y que lo que...
tracking img