Pepe chuy

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 221 (55101 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
CUANDO LA CIUDAD ENCIENDE SUS LENTEJUELAS

People are strange
when you’re a strange

-¡Ahh! ¡Qué sabroso es el primer café de la mañana! El estómago se asienta perfecto y le da solidez al aliento que rumiaste toda la noche, Abundio.
-Pos quién sabe qué me quiere decir, hasta creo que me podría estar albureando, Lic., Pero de que sabe rico, sabe rico.
-Y luego escuchandoal papá Morrison, al Rey Lagarto. ¡Para qué necesitas desayunar, mi Abundio! A ver, pásame esa concha de chocolate.
-¡”Chocolate”!, es pura pintura Lic., A poco de veras cree que la hicieron con chocolate.
-¡Bueno, dame esa café pues!
-A’i, le va. Pero yo no acabo de entender cómo es que le gusta esa música, Lic., ¡ni se sabe lo que dice!
-¡A que mi Abundio! Pues es queyo sí me aventé mis diez niveles en el Proulex. Mira, como When yur strensh, no uan rimembers your neim, ahí dice que: Cuando eres un extraño, nadie recuerda tu nombre.
-¡Yaa, Lic.!, pos cómo se va a recordar el nombre de quien no se conoce, además, cómo le voy a alegar otra cosa si no sé nada de inglés. Pero de lo que sí estoy seguro es que a mí nunca me va a gustar algo que no entienda.-¡A que mi Abundio! La música es la forma en que se comunican los ángeles, los grandes espíritus, las almas enamoradas, del amor o de la vida, mi Abundio. ¿No te has dado cuenta que las personas que aman siempre se sienten más cerca de la música? Hasta hay parejas que consideran como suya una rola que canta alguien que ni en el mundo los hace, pero con la autorización que les da la identidadque sienten al escucharla, la consideran propia, mi Abundio, ¡Ah qué pendejo estás, mi Abundio! Pero a ver, dejemos la filosofía para otra ocasión. ¿Qué cayó ayer por la tarde?
-Pos, mire Lic., llegó una señora que se llamaba Silvia y me platicó su caso, yo le dije que había que esperar a que usté le resolviera. Me dijo que regresaba como a las diez de la mañana, ya mero llega, creo.-A ver, más o menos veme poniendo al tanto, mi Abundio, ¿de qué se trata?
-Pos me dijo que le habían dado una casa los del Infonaví, y que como a los quince días en que se cambió con todo y viejo, su comadre le pidió chanza de vivir con ellos unos días, pero que como al mes, se pusieron a tomar los maridos y ya pedos, el esposo de la arrimada los corrió a punta de madrazos, diciéndolesque les iba a quitar la casa, que se fueran buscando otra donde vivir o que si no los iba a matar. Y se salieron de la casa por miedo a que les cumpliera las amenazas, dejándolos vivir a sus anchas y sin cobrarles un peso de renta.
-¡Ah! ¿Y tú qué le dijiste, mi Abundio?
-Pos bueno, la verdá, no sé, mi Lic., pero creo que se pueden denunciar las amenazas y, al mismo tiempo meter unosmedios preparatorios a juicio, en que se reconozca un contrato verbal de comodato, aunque no haya habido convenio alguno, la onda es que se debe crear una línea legal para de ahí sujetarnos, y luego pedir la acción reivindicatoria de la casa. ¿Cómo ve, Lic.?
-Sí, puede ser, mi Abundio, pero no la reivindicatoria, sino la terminación del convenio, y además, ¿por qué no denunciar las lesiones,dices que hubo madrazos?
-Sí, pero no fueron por el Parte de lesiones y no hay testigos, o al menos quiénes vieron, no quieren problemas ajenos que después les alcancen a embarrar, ¡lo de siempre!
-¡Eso no me dijiste en tu informe, mi Abundio! ¡Aguzado! ¡Sírveme otro café, ándele! Pero se ve que vas aprendiendo, ahí la llevas, pero trucha, entonces no hay necesidad de entrarle a laAcción Reivindicatoria, basta con que solicites el fin del contrato de comodato, y es más rápido porque se va por la vía sumaria, mi Abundio. ¿Dónde vive la señora?
-De aquel lado de las Pintitas, casi llegando al aeropuerto.
-¡No mames! Si es del Salto, ya le pertenece al partido judicial de Chapala y hay que litigar allá. ¿Tiene lana la señora?
-¡No, mi Lic.!, se ve bien...
tracking img