Pescador fallecido

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (678 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 3 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ya no nos encontraremos a Juan sentado en la orilla. No lo oiremos contar historias de pescadores. No volverá a lanzar el anzuelo. Y aunque su cesta de pescar esté vacía hoy, nuestros ojos estánllenos de lágrimas.

Creo que le sorprendería mucho ver a tanta gente reunida aquí para llorar su muerte. Juan fue, al fin y al cabo, un hombre tranquilo. Le gustaba la soledad que implica la pesca. Legustaba estar en la naturaleza y sentirse parte de ella. Nunca se hubiera imaginado que gozaba de tanta simpatía, que se le echaría tanto de menos. Y es que el hecho de que nos hayamos reunido hoytantos aquí dice mucho más sobre él y sobre su amabilidad que cualquier discurso que sobre él se pudiera ofrecer.

Las buenas acciones que se le pueden atribuir a Juan las hizo sigilosamente, casi ahurtadillas. Nunca proclamó a bombo y platillo que había ayudado a tanta gente. Nunca presumió de ser amable. Pero creo que casi todos los presentes nos hemos visto beneficiados de esta amabilidad.Quizás nos prestó un libro que significó mucho para nosotros. A Juan le encantaba leer y siempre compartía los tesoros que descubría. Puede también que nos ayudara a arreglar el coche, puesto que losabía casi todo sobre motores. O tal vez era nuestro compañero de trabajo y nos ayudaba en la oficina o, probablemente, se haya quedado alguna vez para ayudarnos a acabar aquel trabajo atrasado. Quizásnos acordemos ahora de aquel gesto de gratitud que tuvo y que tanto significó para nosotros.

Lo que no hacía era cantar en las fiestas, porque siempre desafinaba, incluso silbando, y eso que sepasaba todo el día haciéndolo. Solía decir que si hubiera podido pedir algo, habría pedido una buena voz para cantar. Si algo le encantaba era escuchar el canto de los pájaros y el rumor de las corrientesdel río.

Le encantaban los niños, igual que a ellos les encantaba estar con él. Juan, a pesar de lo tímido que era, o precisamente por eso, no tenía ningún complejo a la hora de conversar con...
tracking img