Piki

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3412 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 27 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CUENTOS TRADICIONALES

1. El alcaraván y la zorra
2. El collarito de oro
3. El cuento de la Chorovitita
4. El cuento de la Pamparrampuya
5. La asaúra
6. La gallina y el pollito
7. La hormiguita y el ratoncito
8. La piel de asno


1. EL ALCARAVÁN Y LA ZORRA.
Recopiladora: Mª Angustias Nuevo Marcos, nacida en Navalmoral de la Mata.
Lugar: Navalmoral de la Mata.
Fecha:23-5-2003
Observaciones: lo aprendió de su madre, que le contaba este cuento cuando la daba de comer. Como comprobaremos, es muy apropiado para los niños que son malos comedores, pues cuando el que cuenta la historia dice ¡Alcaraván comí! ¡A la una!, el niño, encandilado por la atención y la entonación que se le da a la frase, abre la boca. Este momento debe ser aprovechado por la madre parameterle una cucharada de comida. Lo mismo podrá hacer cuando exclame: ¡Alcaraván comí! ¡A las dos! , ¡Alcaraván comí! ¡A las tres!. Con un poco de suerte, al final del cuento el niño-a mal comedor-a se habrá terminado el plato de comida.

Érase una vez un alcaraván que hacía su nido en lo alto de un pino. Allí ponía sus huevos y allí criaba a sus pollitos. Pero una zorra que lo vio quisoaprovecharse de la ignorancia del alcaraván y le decía:

—¡Alcaraván, échame un hijito, que si no te corto el pino con mi rabito!

Al alcaraván le daba mucha pena tener que darle un pollito a la zorra para salvar el resto del nido. Pero la zorra insistía y le volvía a decir:

—¡Alcaraván, échame un hijito, que si no te corto el pino con mi rabito! —y añadía:

—¡Alcaraván comí! ¡A la una!¡Alcaraván comí! ¡A las dos! ¡Alcaraván comí! ¡A las tres! — y a la de tres el alcaraván tenía que echarle uno de sus hijitos.

Al poco tiempo, la zorra volvía con las mismas:

—¡Alcaraván, échame un hijito, que si no te corto el pino con mi rabito! ¡Alcaraván comí! ¡A la una! ¡Alcaraván comí! ¡A las dos! ¡Alcaraván comí! ¡A las tres!
Y el pobre alcaraván le tenía que echar otro hijito, y así seestaba quedando sin hijitos.

Esto se repetía año tras año.

Hasta que un día pasó por allí un búho y al ver al alcaraván llorando le preguntó:

—¿Por qué lloras, alcaraván?
Y el alcaraván le contestó:

—Lloro porque todos mis hijitos se los ha comido la zorra, porque me dice que si no la echo un hijito me cortará el pino con su rabito y así la he ido dando cada uno de mis hijitos yasí cada año. Y siempre me quedo sin ningún pollito en el nido.
Entonces el búho le dijo:

—¿Pero cómo crees eso? Es una mentira, la zorra no puede cortar el pino con el rabo, eso sólo lo puede hacer el leñador con su hacha.
Entonces cuando volvió la zorra a pedirle un hijito diciendo:

—¡Alcaraván, échame un hijito que si no te corto el pino con mi rabito! ¡Alcaraván comí!...
Entonces elalcaraván, que ya estaba avisado por el búho, no le dejó terminar y contestó:

—¡A otro tonto, pero no a mí!

2. EL COLLARITO DE ORO
Recopiladoras: Patricia Fernández Sánchez y Sandra Fernández Cordero, nacidas en 1986 en Navalmoral de la Mata.
Fecha: noviembre del 2002.
Lugar: Navalmoral de la Mata.
Informantes: ellas mismas.

Era una niña a la que su madre compró un collar y ledice:

—Mamá, me voy a jugar con mis amigas.

—Pues trae para acá el collar, no le vayas a perder.

—Que no, que me lo llevo.

Entonces la niña se fue a jugar al campo, lejos y se quitó el collar para no romperle y ya se hizo de noche y se fue corriendo para casa y se le olvidó el collar y lLega a casa y le pregunta su madre por el collar.

—¿Y el collar?

—¡Ay! Se me ha olvidado.—¡Pues ya estás a por él!

La niña, muerta de miedo, empezó a buscar y como estaba muy de noche, no lo encontró. Y salió un hombre:

—Niña ¿qué haces?

—Busco un collar que me he quedado olvidado.

—Mira, asómate, que aquí en el zurrón le tengo.

Y según se asomó, la metió en el zurrón y se la llevó por todos los pueblos, y entonces llegaba a las plazas de los pueblos y la...
tracking img