Pio baroja

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1049 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
PÍO BAROJA

Nació en San Sebastián en 1872 y estudió medicina, aunque apenas ejerció (aunque le marcó con un peculiar positivismo antropológico). En Madrid regentó una panadería de su familia, pero pronto se entregó de lleno a la literatura. Escribió sus novelas más importantes antes de 1915.En 1935 ingresó en la Real Academia Española. Por lo demás, y salvo de diversos viajes, llevó una vidamás sedentaria, escribiendo sin descanso. Murió en Madrid en 1956.
Fue Baroja un inconformista radical. De su anarquismo juvenil le quedó siempre una postura hostil a la sociedad. No creyó ni en Dios, ni en la vida, ni en el hombre. (“Creo que el hombre es un animal dañino, envidioso, cruel…”) dijo. Y sin embargo hay en él una inmensa ternura por los seres desvalidos o marginados. Esto y lasinceridad- no engañar ni engañarse- son las bases de su ética personal.
Como hombre del 98, amó a España y le preocuparon sus problemas, pero no se hizo ilusiones (pasadas sus esperanzas juveniles).
En 1900 publica su obra Vidas sombrías, título que le va a dar a conocer entre los medios literarios. Se relacionará especialmente con Benito Prez Galdós, Unamuno y Azorín. Con este último llegaría aintimar, del mismo modo que con Ramiro de Maeztu y constituirán juntos el llamado “Grupo de los tres” literatos de ideología anarquista.
Al igual que su amigo Azorín, llevó a cabo alguna incursión juvenil en el campo de la política, presentándose en 1909 como concejal lerrouxista en Madrid y como diputado en Fraga (Huesca) tentativas que constituyeron dos rotundos fracasos.

En cuanto a sus mejoresobras merece citar Vidas sombrías, publicada en 1900. Colección de cuentos inspirados en su experiencia como médico en Cestona. Descripción de la vida de las gentes humildes que trató y la tristeza de aquel medio rural, mezcladas con la pena y la cólera que a menudo le embargaban. La obra denota su pesimismo, rebeldía y afán regeneracionista. De alguna manera, el tema de su tesis doctoral, eldolor físico lo extendió a la situación de las clases sociales más desfavorecidas. En 1901 publicó Inventos y mixtificación de Silvestre Paradox, evocación de sus días de estudiante en Pamplona con descripciones del ambiente de la ciudad. En 1902 publica Camino de perfección, confesión íntima y muy personal que revela las dudas y vacilaciones de su juventud. La obra causó vivísima impresión.Seguidamente publicó El mayorazgo de Labraz (1903), escrita con recuerdos de su estancia en Cestona (Guipúzcoa), relato admirable de una vida en un pueblo de la España profunda, con probables influencias de la vieja tragedia.
Es importante en la producción barojiana la trilogía que siguió a las novelas anteriores. Aparecida bajo el subtítulo La lucha por la vida, consta de: La busca, Mala hierba y Auroraroja. Aparecidas primero en folletín, y publicadas en volúmenes sueltos en 1904, ofrecen en su desarrollo, las características del folletín. Baroja plasma el ambiente de los barrios bajos del Madrid de su tiempo, en las primeras luchas sociales.
Merecen también citarse las dos obras que más gustaban al propio novelista: Zalacaín el Aventurero, situada en la tierra vasca en la época de lasguerras carlistas y Las inquietudes de Shanti Andía, dedicada al ambiente del mar con recuerdos de antepasados del escritor, de aventuras, de piraterías. Destacan de esta última las evocaciones de su infancia en San Sebastián, que constituyen a la vez lo mejor del libro.
Posiblemente la obra más importante del novelista sea Las memorias de un hombre de acción, novela cíclica, que escribió a lo largo detoda su vida y que terminó ya en la vejez. Consta de veintidós volúmenes y el héroe central es un antepasado suyo, G. de Aviraneta, que tuvo alguna importancia en los hechos políticos de su tiempo. En torno a la existencia de su héroe, el autor reconstruye toda una época agitada y terrible en España, donde se incluyen La guerra de la Independencia y las guerras carlistas, con tumultos y...
tracking img