Poder, palabra y gobierno.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1382 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 18 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Poder, palabra y gobierno.

El siglo XX ha representado la edad de oro de los medios impresos antes de dar paso progresivamente a los medios audiovisuales y las comunicaciones electrónicas en las ultimas décadas. A pesar de la competencia de la radio y el cine, durante buena parte del siglo los medios impresos asumieron un protagonismo sin precedentes en la divulgación de las noticias y lapublicidad. Mientras el número total de los periódicos alcanzó su máximo en los primeros tiempos de está época, el volumen de material impreso no dejo de aumentar. Y a medida que su volumen crecía lo hacia también su importancia política. Durante la gran era de conflicto vivió Europa entre 1914 y 1945, los cada vez mas extendidos medios impresos resultaron indispensables para todas las fuerzascontendientes, y todos los nuevos regímenes autoritarios de aquellos tiempos prestaron gran atención tanto al control como al uso de la prensa.

España participó plenamente de esta tendencia común, como se refleja en el ascendente papel de la prensa durante la hiperpolitización de los años 30. El control de la publicidad y de la prensa adquirió así enorme importancia para la nueva dictadura española,algo de lo que nadie mejor que el propio Franco era consciente. Aún cuando había eludido desempeñar un papel activo en la política partidista hasta los últimos años previos a la Guerra Civil, el trabajo reciente de Carlos Blanco Escolá nos ha recordado la importancia que Franco siempre atribuyó a la propaganda desde sus años mas tempranos en Marruecos. El control y la manipulación de la propagandase convirtieron de este modo en la piedra angular del nuevo régimen que el creó.

Bajo el régimen del Franco el mundo de la prensa no sólo era controlado, sino también promovido y entrenado en una variedad de modos estimados los mas concordantes con los intereses oficiales.

A la par en México en los últimos cinco decenios prensa y gobierno han vivido enredados en una trama de relacionesequivocadas. Resulta poco menos que imposible precisar dónde se originan los vicios que desde los años cuarenta entorpecen, enrarecen y distorsionan la información periodística de un país:
“¿en la mano que pide, en la mano que soborna, en la mano que recibe, en la mano que golpea?”(Rodríguez, 1993, p. 13)
Un ejemplo claro es el 7 de junio de 1951, la revista semanal Tiempo publica que elpresidente en aquel entonces el Licenciado Miguel Alemán, asistió a un banquete y galardono tal evento, pues la precencia del presidente de la republica convivio con la prensa y parte de funcionarios gubernamentales de tal forma que manejo el ambiente esquisito. En dicha reunión se extendio una circular-invitacion que distribuyo entre los periodistas, redactada por Martin Luis, se resumian los objetivosdel agasajo:
“La prensa mexicana, integrada por todos los diarios, seminarios y revistas serios y de carácter informativo, se halla en deuda con el Presidente de la Republica, Licenciado Miguel Aleman. Durante los cuatro años y medio ya transcurridos dentro de su periodo ha sido él constante y escrupuloso mantenedor de la libertad de prensa, asi como del pensamiento y palabra, cosa que si esnatural y propia en el jefe de un Estado que como México garantiza constitucionalmente dichas libertades … asimismo en mostrar su respeto por las opiniones de la prensa… pero sobre todo, se ha esforzado en dar a los periódicos mexicanos, sin distinción de ideologías, toda la ayuda indispensable para resolver los problemas que la crisis del mundo crea hoy a las empresas de México…”(Rodríguez, 1993, p.56)
De una forma bastante obvia, la palabra se ha manipulado para dar imagen y presencia al Licenciado Manuel Alemán y tener de su parte a la prensa. Los que en su momento fueron mas críticos y no se dejaron llevar por la belleza de un buen escrito que de trasfondo tiene una telaraña inteligente y transparente pudieron llegar mas allá de la visión de lo antes ya citado, “de la mano que pide,...
tracking img