Poema la guerra civil

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (603 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA GUERRA CIVIL
VICTOR HUGO
La multitud embravecida y fiera
gritando cual indómita pantera
y enronquecida aullaba: ¡Muera!¡Muera!
¡Muera el traidor! ¡Perezca el miserable!

Tranquilo, grave,inconmovible y fuerte,
despreciando el peligro de la muerte,
con alma recia, cual templado acero,
ante la turba dueña de su suerte,
de brazos se cruzaba el prisionero.

No imploraba perdón desus tiranos.
En el traje, en la frente y en las manos,
ostentaba señales de pelea,
y miraba impasible a sus hermanos
que perecen en aras de la idea.

Es cierto que mató, luchó valiente,combatió con denuedo frente a frente,
y le tocó perder en la partida,
que el que sabe luchar noble y valiente
sabe hacer poco aprecio de la vida.

-¡De rodillas!- le grita amenazante
una mujer atroz yrepugnante.

-¡Morirá como mueren los traidores!-
el jefe de la escolta fiero exclama.
Y dando rienda suelta a sus rencores,
¡Muera! ¡Muera el traidor!- el pueblo brama.

-¡Fusiladle alinstante!- clamorean
los impacientes -¡Colocadle hierros!
¡Es un lobo! ¡Es un lobo!- otros vocean.
Y alzando las pupilas que flamean
contestó el acusado: ¡Ladrad, perros!

Piedras, golpes,denuestos, culatazos,
blasfemias y cobardes salivazos,
aumentaron del preso la tortura;
y atado fuertemente de los brazos
siguió su horrible calle de amargura.
Nunca la muchedumbre desatada
se mostró máshostil y despiadada.
Nunca los odios que en los pechos laten,
tuvieron expresión tan irritada.
La voz del pueblo cual fulmínea espada
vibraba ferozmente: ¡Que lo maten!

Resbalando en lasangre y en el lodo,
con los brazos sujetos por el codo,
caminaba tranquilo el delincuente,
cuando, abriéndose paso entre la gente
sin miedo a bayonetas ni a fusiles,
un angelito rubio, un inocenteque apenas contaba seis abriles,
exclamó con acento dolorido:
-¡Vente a casa, papá; no hemos comido,
y la sopa en la mesa espera...!-

Calló el niño. Fue un tremendo alarido
del pueblo que...
tracking img