Poesías santiagueñas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (922 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
POESÍAS SANTIAGUEÑAS.

AMORES SUBLIMES
De Cristián Andrés Mendoza

Descubro a cada momento
la mágica verdad de tu presencia,
revoloteas sin querer mis ansias
y entre recuerdos íntimos
ypequeñas aflicciones
sigues aquí, conmigo
acompañando cada intento de mi vida.
La gente que pasa,
¿notará que nos amamos?,
creo que al verme entenderán
por qué mis ojos brillan
y por qué cadapalabra mía
lleva esencias de tu nombre
y por qué no existe nada
más sublime que mi amor por ti.
Yo vuelo por la urbe
envuelto en tus caricias,
sin que algún trivial acontecer
roce apenas el amadoyelmo
que ciernes en mi rostro;
hoy el mundo me obliga
a contar los minutos, las horas
y las diligencias parcas
que me apartan de tus besos,
y convocan sin querer mis pasos
a este uniforme lugarde avejentados postigos,
de sol y desesperanzas,
de delantales celestes
y de camillas de caño.
Aún sin dejar de pensar
en tu inocencia, en tus labios,
continúo desandando obligaciones
en estesitio ebrio de aromas
a higiene extrema y a medicina,
acompaño a alguien que solemne busca
a un paciente que fuera
cruelmente abandonado,
no recuerdo su nombre,
es que en mis ojos sólo existeel tuyo,
pero sí me vapuleó el diagnóstico,
“varón, un año y medio,
estado avanzado de desnutrición”
y la curiosidad y algún temor
que no sé cómo llamar
me empujaron a su lado,
una voz, a mí nodirigida
hablaba de horas de insomnio
de paciencia, de cuidados
y de tanto amor rondando los pasillos.
¿Debo entender que existe algo
más sublime que lo nuestro?
Amor, hoy nuestra luna
debíaser testigo nuevamente
de un romance eterno,
hoy bajo sus rayos simulados
debía ensortijar su risa
y prometerte amor por siempre.
Pero, esta noche, no, será otro día,
hoy tomaré esa luna por laespalda
y la pondré en esta esquina de la sala,
acercaré una silla y estaré a su lado
velando por su interrumpido sueño,
con mi libro de cuentos preferido
y un rosario,
y atento al suero, a la...
tracking img