Popol vuh

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3640 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Primera Parte

Trata de la creación del hombre de cómo se fue creando poco a poco.
Dice que antes de la creación del hombre todo estaba en suspenso, todo en calma, en silencio, todo tan inmóvil, calado y vacía de la extensión del cielo.
Antes no había todavía un hombre, ni un animal, pájaros, peces, cangrejos, arboles, piedras, cuevas, barrancas, hierbas ni bosques: sólo existía el cielo.No se manifestaba la faz de la tierra. Sólo estaba el mar en calma y el cielo en toda su extensión.
No había nada junto, que hiciera ruido, ni cosa alguna que se moviera, ni se agitara, ni hiciera ruido en el cielo.
Solo el creador, el formador Tepeu, Gucumatz, los Progenitores, estaban en el agua rodeados de claridad. Estaban ocultos bajo plumas verdes y azules, por eso se le llama Gucumatz.Tepeu y Gucumatz dispusieron la creación y el crecimiento los arboles y los bejucos y el nacimiento de la vida y la creación del hombre. Se dispuso así en las tinieblas y en la noche por el corazón del Cielo, qué se llama Huracán.
El primero se llama Caculhá Huracán. El segundo es Chipi-Caculhá. El tercero es
Raxa-Caculhá. Y estos tres son el Corazón del Cielo.
Luego crearon la Tierra y así fueen verdad como se hizo la tierra.
La creación de la tierra, fue formada por el Corazón del Cielo, el Corazón de la Tierra, que así ya son llamados los que primero la fecundaron, cuando el cielo estaba en suspenso y la tierra se hallaba sumergida dentro del agua.
De esta manera se perfecciono la obra, cuando la ejecutaron después de pensar y meditar sobre su feliz terminación.
Luego hicieron alos animales pequeños del monte, los guardianes de todos los bosques, los genios de la montaña, los venados, los pájaros, leones, tigres, serpientes, culebras, cantiles [víboras], guardianes de os bejucos.
En seguida les repartieron sus moradas a los venados y a las aves. Tú, venado, dormirás en la vega de los ríos y en los barrancos. Y los progenitores le dijeron al venado aquí estarás entrela maleza, entre las hierbas; en el bosque te multiplicaras, en cuatro pis andarás y te sostendrás.
Luego se designaron también si morada a los pájaros pequeños y a las aves mayores y los progenitores les dijeron: ustedes, pájaros, habitaran sobre los arboles y los bejucos, allí te multiplicaras, allí te sacudirás en las ramas de los árboles y de los bejucos.
Estando terminada la creación detodos los cuadrúpedos y las aves, les fue dicho a los cuadrúpedos y los pájaros por el Creador y Formador y los Progenitores: Hablar, gritar, llamar, hablar cada uno según su especie, según la variedad de cada uno.
Entonces fue la creación y la formación, De tierra, de lodo hicieron la carne del hambre pro vieron que no estaba bien, por que se deshacía, estaba blando, no tenia movimiento, no teniafuerza, se caía, estaba aguado, no movía la cabeza, la cara se le iba para un lado, tenía velada la vista, no podía ver hacia atrás. Al principio hablaba, pero no tenía entendimiento. Rápidamente se humedeció dentro del agua y no se puedo sostener.
Luego el Creador y el Formador tuvieron que consultar a Ixpiyacoc, Ixmucané, Hunahpú-Vuch, Hunahpú-Utitú, en seguida les hablaron a aquellosaducidos, la abuela del día, la abuela del alba y cuyos nombres eran Ixpiyacoc e Ixmucané.
La abuela les dijo den a conocer nuestra naturaleza, Hunahpú-Vuch, Hunahpú-Utitú, dos veces madre, dos veces padre, Nim-Ac, Nimá-Tziís, el Señor de la esmeralda, el joyero, el escultor, el tallador, el Señor de los hermosos platos, el Señor de la verde jícara, el maestro de la resina, el maestro Toltecat, laabuela del sol, la abuela del alba, que así serán llamados por nuestras obras y nuestras criaturas.
Y la vieja que era la adivina, la formadora, que se llamaba Chiracan Ixmucané, comenzó la adivinación, dijeron así el creador y el formador, y si este (el hombre de madera) es el que nos ha de sustentar y alimentar cuando aclare, cuando amanezca.
Tú, maíz, tu, tzité; tú, suerte; tu, criatura ¡Unidos...
tracking img