Por obra y gracia del espiritu santo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1080 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Transcripción de una parte de la homilía del P. Pablo Walker sj, el domingo 18. 12.11 en la Capilla de Santa Teresita, sobre el Evangelio del anuncio del Angel a nuestra Virgen María.

“.. lo que les quería contar es que hacer un lugar para que Dios nos visite, desde que Jesús se hizo carne en las entrañas de María Santísima, desde que María concibió por obra y gracia del Espíritu Santo, comoque trastornó toda nuestra arquitectura religiosa. Normalmente, uno como que tiene su técnica, como para decir: yo necesito a Dios, entonces vamos a crear una técnica para asegurar que Dios me visite. Y normalmente, eso tiene cierta cantidad de estrategias que las puedo poner en práctica, para asegurar la intervención de Dios y lo que uno tiene asociado a la intervención de Dios: bendición,prosperidad, paz, .. bueno, los dones del Espíritu Santo (lo habría dicho mejor).

Pero, en la Virgen María, en nuestra Santísima Virgen Maria, esa arquitectura religiosa para asegurar que Dios actúe en mi vida, se trastorna. Porque .. Maria concibe por obra y gracia del Espíritu Santo siendo ella virgen. Y eso tiene un sentido teológico muy potente. Si vemos en el diccionario el significado deconcebir, y no es solamente comenzar a gestar una vida, una vida humana, sino empezar a gestar un proyecto, empezar a gestar un afecto, o comprender algo. Eso se llama concebir.

Es muy lindo, entonces, pensar que la manera como Dios tiene de visitarte, desde Jesús de Nazaret en adelante, es que tu concibas por obra y gracia del Espíritu Santo. Es decir que tú, con tu inteligencia, con tu voluntad,con tu experiencia, con tu biografía; pero más allá de todos tus cálculos, seas un aliado con algo que realiza en ti el Espíritu Santo, y tú concibes. Concibes un proyecto, concibes una osadía; diríamos nos metemos en camisas de once varas, en un negocio distinto, en un apostolado distinto, en una aventura política distinta, en una renovación religiosa distinta; en una conversación, en mi familia,con mi matrimonio distinta, por obra y gracia del Espíritu Santo.

O sea, con la osadía que instala el Espíritu Santo en ti.

Y esto significa que cada uno de nosotros pueda decir: a ver Señor, ayúdame a que efectivamente yo pueda ser propiciador de tu visita al mundo. Que yo pueda ser instrumento de tu Gloria.

Y esto ocurre de la manera más insospechada.

Nosotros tenemos un rango dedisponibilidad así para ser instrumento de la visita de Dios al mundo: si andamos muy superficiales, si andamos muy vanidosos, muy cerrados en nosotros mismos, muy frívolos, le dejamos un rango muy chico a Dios para poder actuar. Pero igual se las arregla.

Si andamos más receptivos, más amigos del silencio, de la escucha de la Palabra, más amigo de los pobres y excluidos, probablemente el rango enque Dios puede hacer concebir en tu inteligencia, en tu historia, un proyecto nuevo, por obra y gracia del Espíritu Santo, como en María, es mucho mayor.

(relató aquí una historia relacionada, ocurrida en Arica).

Cada uno de nosotros, por tanto, (al intervenir en nuestra realidad porque estamos atentos, como fue referido en el párrafo anterior), podemos ser efectivamente instrumento de lasalvación de alguien más, de una persona que está a punto de arruinar su matrimonio; a punto de traicionar; a punto de abdicar; a punto de venderse muy barato; a punto de cometer una gran injusticia. Y efectivamente, Dios no tiene otra manera de visitar a esas personas, que los que estamos acá.

Nosotros somos la visita de Dios: al vecindario, al barrio, a la empresa. No van a venir ángeles contrompetas; nosotros somos esa visita.

De donde, el ser visita de Dios tiene que ver con nuestro gen, con nuestro ADN, porque somos hijos de Dios. Por lo tanto, el expresar ya Señor: dónde quieres que yo vaya en tu nombre, a visitar a quién; para decirle qué palabra; para oficiar qué reparaciones, es un acto de justicia; pero un acto de justicia de la verdadera, de la que nos enseño Jesús, que...
tracking img