¿Por qué les fascina iturbide?

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2100 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿Por qué les fascina Iturbide?
Reflexiones sobre el Bicentenario

Pedro Salmerón

Como los resultados del presente régimen, los festejos oficiales del bicentenario y el centenario fueron un fracaso: estuvieron marcados por la improvisación, el despilfarro, el amiguismo y la confrontación, sobre todo durante la gestión del penúltimo de los comisionados del gobierno federal, el licenciado JoséManuel Villalpando César. Cuentas dudosas, conflictos y mentiras aparte (destaca entre estas la negativa reiterada de la contratación de Ric Birch, herencia de alguno de los encargados anteriores), la intolerancia de Villalpando tiene un fondo que no puede llamarse historiográfico sino ideológico: ni a él, como historiador aficionado, ni al gobierno que representa, las gusta lo que significan losgigantescos procesos de movilización de masas iniciados en 1810 y 1910.
Es evidente que Villalpando y el gobierno del que forma parte no se sienten cómodos con las celebraciones del centenario. Ni siquiera han sido capaces de rescatar a Francisco I. Madero, a cuya memoria se acogieron algunos de los fundadores del PAN. Sobre los demás protagonistas de la revolución, las opiniones de Villalpandoson clarísimas (y digo personajes, porque Villalpando nunca –o casi nunca- habla de procesos). Así, Francisco Villa, el genial dirigente de un ejército popular y de un profundo proceso de revolución social, “quizá en el fondo no tenía bandera ideológica y por eso fue tan popular: sólo destruía” (Villalpando, Batallas por la historia, p. 327); y sobre Emiliano Zapata, el caudillo que articuló lasaspiraciones agrarias, Villalpando afirma, luego de una lectura superficial y acrítica de la famosa frase inicial del Zapata de John Womack:

La revolución encabezada por Zapata se hizo para que los campesinos permanecieran en la estática histórica, para que no evolucionaran, para que conservaran la forma ancestral de vida que tenían y siguen teniendo. Es decir, Zapata fue un revolucionarioreaccionario, que luchó para que los hombres del campo permanecieran en el estado en que siempre habían vivido (…) Se trataba de volver al pasado y eso no es ser revolucionario ni ser abanderado de las causas de los pobres. Más bien, eran deseos de seguir siéndolo. (Batallas, pp. 331-332).

Si esa es su opinión de Villa y Zapata, los caudillos revolucionarios más cercanos al corazón del pueblo, y sientre líneas llega a sugerir que al país le habría ido mejor sin revolución (Batallas, p. 327), es comprensible que el centenario esté notoriamente ausente de los festejos oficiales, pero ¿qué pasa con el bicentenario?
Como “experto en la Independencia”, Villalpando parte de una falsa premisa: el feroz combate contra la historia oficial y la urgencia de “desacralizar” a los “héroes que nosdieron patria”. Considera que la historia está conformada por una serie de hechos dados, indiscutibles e incorruptibles, de lo que concluye que su visión de la historia es indiscutible e incorruptible (de ahí que confunda la crítica con “envidia”). Juzga la historia desde sus valores, ya descalificando con base en ellos, sin intención de comprender; ya trayendo al presente, totalmente fuera decontexto, aquellas frases o momentos que le convienen a su visión de la política mexicana actual (véase al respecto el excelente artículo de Roberto Breña, en que demuestra que la noción de la historia de Villalpando “es no solamente presentista y maniquea, sino también simplista y simplificadora”, Nexos, septiembre de 2009).
Villalpando, igual que el “historiador” favorito de la nueva clase política,Armando Fuentes Aguirre “Catón”, pertenece a una corriente de pensamiento empeñada en la “desacralización” y la “desmitificación” de la historia, el combate contra los molinos de viento llamados “historia oficial” e “historia de bronce”, y el uso político inmediato de la historia. No hablan de comprender, de valorar, de rescatar las ideas y los afanes de hombres como Hidalgo y Morelos o Zapata y...
tracking img