Postguerra 2ª guerra mundial

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (583 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Oportunismo premeditado norteamericano El sistema estadounidense basado en la democracia, las libertades individuales o en el Estado de Bienestar – con todo lo que conllevan – resultacontradictorio cuando se observa las formas mediante las que consiguen que su país disfrute de estos beneficios. Es incuestionable que la reconstrucción europea tras la segunda Guerra Mundial tuvo un gran puntode apoyo en las inyecciones económicas que Estados Unidos aplicó al viejo continente, pero ¿a qué precio?. Ahora se puede llegar a la conclusión de que, en parte, una recuperación más lenta hubierasido más beneficiosa para el planeta - salvo E.E.U.U. – a la larga. Los americanos han impuesto un sistema financiero desde el conflicto mencionado cuyos entresijos ellos mismos no quieren ver.Metafóricamente hablando, es como la persona que viste un abrigo de piel, pero se niega a reconocer y tergiversa los procesos y atrocidades que se han dado para que ella pueda llevar esa prenda.

Paísderruido, país adquirido Esta es la base del modelo americano. A cambio de préstamos, el país receptor aceptaba una serie de cláusulas que han permitido a los primeros ser quien son hoy: compra de susproductos y altos intereses en la devolución de los préstamos. Es decir, fidelidad impuesta. El otro modus operandi, era financiar países – incluidas dictaduras – para evitar que cayesen en manos soviéticasy posteriormente desentendiéndose de ellos, dejando que se busquen la vida, con lo cual vemos una segunda intención no muy escondida: el lucro por la venta de armas. El problema reside en lafragilidad de la memoria, en esa amnesia colectiva de los conocedores y en esa falta también común de conocimiento que permiten que esta soberanía se siga dando. Es mucho más fácil negociar con Apple o conCoca – cola que fabricar los productos que producen esa yanqui dependencia. Si difícil es invertir en países poderosos o simplemente normales; qué decir de los tercermundistas, para qué utilizar...
tracking img