Principe makiavelo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 21 (5204 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de junio de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIVERSIDAD DE GUADALAJARA

CENTRO UNIVERSITARIO DE CIENCIAS ECONOMICO ADMINISTRATIVAS

EL PRINCIPE
AUTOR: NICOLAS MAQUIAVELO

18 DE MAYO DEL 2009

EL PRINCIPE DE NICOLAS MAQUIAVELO

CAPITULO I. Clases de principados y modo de adquirirlos

Los principados pueden ser: hereditarios o adquiridos. Los dominios adquiridos se ven obligados a vivir bajo el poder de un prncipe, o bien puedenser libres; el prncipe que los adquiri lo hizo por medio de armas ajenas, o con sus mismas armas, y fueron la fortuna o la virtud las que lo permitieron.

CAPITULO II. De los principados hereditarios

En los Estados hereditarios y ligados ala sangre del prncipe son menores las dificultades que surgen para su conservacin que en los nuevos, ya que basta tan slo no pretender cambiar las rdenesde los antepasados, y despus, saber contemporizar con los acontecimientos: de modo que, si el prncipe es normal en cuanto a capacidad, siempre se mantendr en su Estado, si no surge una extraordinaria oposicin que le prive de l; y, en caso de que lo sea, le ser fcil reconquistarlo.

CAPITULO III. De los principados mixtos

En un principado que no es del todo nuevo una dificultad es, que loshombres cambian contentos de seor, creyendo mejorar; y esa creencia hace que se levanten en armas contra l; y se engaan, porque ven despus, por propia experiencia, que han empeorado. Esto depende de otra necesidad natural y corriente, que aquel que es nuevo prncipe se halle ms pronto a ofender a sus nuevos sbditos. De esta manera t tienes como enemigos a cuantos has ofendido al ocupar el principado ypierdes tambin a los amigos que te ayudaron a adquirirlo, al no poder satisfacerlos en la manera que ellos desean.
Es verdad que al adquirir por segunda vez los pases rebelados, se pierden con mas dificultad; porque el seor, teniendo en cuenta la rebelin, se muestra mas cauto, asegurando su firmeza en el poder, condenando a los delincuentes, buscando a los enemigos y reforzando las zonas masdbiles.
Digo, por tanto, que estoas Estados, que son adquiridos y se unen a un antiguo Estado, el cual ya perteneca al prncipe que anexiona el nuevo, o son de la misma provincia y hablan una misma lengua, o no lo son.
Y el que conquiste regiones de esa ndole, si quiere retenerlas debe tener en cuanta dos mximas: una, que la estirpe del antiguo prncipe sea extinguida, y, en segundo lugar, que nodebe cambiar ni las leyes ni los intereses particulares, de manera que en poco tiempo se convierta, unindose el principado antiguo, en un solo cuerpo.
Pero cuando se conquistan Estados en distinta provincia, con distintas lenguas, costumbres y leyes, nacen grandes dificultades para retenerlas. Y uno de los mayores remedios y de los mas eficaces seria que la persona que hace la conquista setrasladara a vivir al territorio conquistado.. esto hara mas firme y duradera la posesin.
Los sbditos estaran satisfechos si pudiesen recurrir al prncipe, tendran ocasin de amarlo, si queran portarse bien; as como aprenderan, al mismo tiempo, a temerlo si deseaban portarse mal, si algn extrao quisiera asaltar aquel Estado, se guardara mas de ello, ya que viviendo en l (el prncipe) se hace mas fcil ladefensa y es mas difcil la conquista.
Otro remedio mejor consiste en mandar colonias a uno o dos lugares que sean puntos claves de aquel Estado.
A los hombres hay que vencerlos o con los hechos o con las palabras, o bien, exterminarlos; porque si es posible que se venguen de ofensas pequeas, es imposible que lo hagan de las grandes.
Debe, adems, el que se encentra en un lugar que no tienen losmismos usos y costumbres, hacerse cargo y defender a los vecinos mas dbiles e ingenirselas para destruir a los mas poderosos de aquel la regin, y asegurarse de que no entre, bajo ningn pretexto, un extranjero tan potente como l. Y siempre evitara con ello que este extranjero se levante contra l, apoyado por los que se hallan descontentos, ya por su gran ambicin, ya por su miedo.
Teniendo precaucin...
tracking img