Pseudoretismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3440 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Artículo de Gandhi acerca del seudoerotismo hindú

“Sin serenidad, tolerancia, razón ni justicia”. Respuesta de Gandhi a un artículo que los reverendos misioneros protestantes Denis F. Jonson y William H. Lyall publicaron en la revista Misión Cristiana en Oriente, publicación bimensual de la iglesia anglicana en la India (c. 1921)

Poco después de dar a la estampa Gandhi el año 1921, en superiódico Young India, su célebre artículo titulado “Mensaje actual de la India”, en el que se declaraba profundamente ortodoxo, apareció en la revista Misión cristiana en Oriente, publicación bimensual de la Iglesia anglicana en dicho país, otro firmado por dos misioneros protestantes, los reverendos Dennis F. Johnson y William H. Lyall, en el que tomando como pretexto las claras afirmaciones deGandhi relativas a su ortodoxia (creencia en los Vedas, en el sistema de castas, en las vacas como animales sagrados y en la práctica del culto a las imágenes), enderezaron contra el campeón de la “no violencia” una tremenda diatriba, crítica despiadada en el fundo, del hinduismo a propósito no sólo de la pluralidad de sus dioses, sino de la inmoralidad, según ellos, de esta religión, insistiendomuy particularmente a propósito de ésta con motivo de lo que llamaban el erotismo y obscenidad de sus cultos.

A este artículo apasionado y parcial respondió Gandhi con otro notable, el siguiente, al que intituló “sin serenidad, tolerancia, razón ni justicia”.

“ En los diversos pueblos las religiones se han formado de una de estas maneras: en unos fueron el resultado de tanteos yexperiencias religiosas de millones de seres en el correr de los tiempos. Tanteos originados en un principio por el miedo y la necesidad de ayuda. En otros, el fundador de la religión fue un hombre cuyas ideas y enseñanzas pronto quedaron alteradas por los que se decían sus discípulos (de lo que es un ejemplo evidente el budismo). En fin, pueblos hay, y ello constituye la tercera manera, cuya base dedoctrina religiosa consta en libros que, para evitar que fuesen discutidos y modificados, se afirmó que eran “revelados”. Pues bien, el hinduismo, que tan torpe, ínfima y poco considerable doctrina es para dos sabios e ilustres pastores protestantes que me han obligado a coger hoy la pluma, es todo lo anterior a la vez. Es decir, un sincretismo de doctrinas que van del politeísmo al panteísmo a travésde todo cuanto se ha ideado en el campo de lo religioso: animismo, totemismo, idolatría e incluso fetichismo.

Es decir, que para ellos la India, y en esto tienen razón, ha sido y sigue siendo la tierra de los dioses. En efecto, cuanto los hombres pudieron imaginar respecto a variedad de divinidades, ideas religiosas, prácticas y cultos, se había inventado ya en la India antes de queapareciesen en otras partes. Incluso el tipo religioso, consistente en humanizar dioses, había aparecido entre nosotros antes que en lugar alguno gracias a los “avataras” de Vishnú primero en Rama y luego en Krishna.

Por lo demás, hoy mismo se pueden encontrar manifestaciones de antiguos cultos animistas y totemistas, es decir, de los cultos propios de los pueblos primitivos, no sólo entre las tribusmás atrasadas de ciertas regiones de nuestro suelo (chunglas y comarcas más abruptas del Himalaya), sino un poco por todas partes. En lo que al totemismo respecta, restos de él es nuestro respeto a las vacas y la adoración a otros animales. Sagrados son también para nosotros ciertos ríos, sagrados determinados cuerpos celestes y, para millones de hindúes, otros muchos dioses de nuestra ricamitología antigua. Con objeto de completar esta “pluralidad desenfrenada de dioses”, este “desatinado politeísmo”, como dicen los ilustres pastores protestantes a los que trato de responder, añadiré todavía, aun a riesgo de aumentar su indignación, que tampoco sería difícil encontrar entre nosotros la inclinación a dar culto a seres aún más bajos en la escala natural, tales, por ejemplo, ciertos...
tracking img