Psicología profesores

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 183 (45647 palabras )
  • Descarga(s) : 75
  • Publicado : 20 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Psicología Para Profesores Conferencias de William James

Traducción de Paulina Dittborn Cordua Prólogo de Fernando Lolas Stepke Editorial Biblioteca Americana Santiago de Chile 2005



Contenidos

Prólogo Introducción Vida y Obra de William James

Conferencias a profesores

Capítulo I Capítulo II Capítulo III Capítulo IV Capítulo V Capítulo VI Capítulo VII Capítulo VIII CapítuloIX Capítulo X Capítulo XI Capítulo XII Capítulo XIII Capítulo XIV Capítulo XV

La psicología y el arte de la enseñanza El flujo de la conciencia El niño como organismo de comportamiento Educación y conducta La necesidad de reacciones Impulsos innatos e impulsos adquiridos ¿Cuáles son los impulsos innatos? Las leyes del hábito La asociación de ideas Motivación o interés La atención La memoria Laadquisición de ideas Apercepción La voluntad

Traducción desde: William James Writings 1878­ 1899 The Library of

America Harvard University Press Cambridge Mass. U.S.A. 1992



Prólogo

William James y la pedagogía

William James nació en 1842 en el seno de una familia acomodada que unía a sus haberes materiales una decidida orientación intelectual hacia las formas más elitistas dela cultura de su época en Estados Unidos. Su padre, interesado en la teología y las religiones, no logró imbuir al joven James de su presbiterianismo y en sus primeras aproximaciones a la religión éste se orientaría hacia el místico Swedenborg. Quizá el clima de la casa paterna, en donde florecía sin duda la conversación erudita, la sofisticación del gusto artístico y el deseo de perpetuar porfama e intelecto un nombre ilustre podrían haber inclinado a un espíritu diferente hacia el ocio regio y el diletantismo extremo. Aquejado durante toda su vida de melancolías y debilidades fue, no obstante, un prolífico escritor, un creador de disciplinas y un estimulante profesor. Dentro de sus multifacéticos intereses, William James cultivó las lenguas extranjeras, la pintura, las cienciasnaturales, la medicina y, por cierto, las ciencias de la religión y la psicología. Tuvo el privilegio de conocer a los más prominentes hombres de letras y ciencia de su país y cuando ingresó a Harvard, en 1861, pudo excusarse del servicio militar en la guerra civil que entonces enfrentaba al sur y al norte por una salud frágil y una constitución delicada, propensa a la neurastenia, las dispepsias y lamelancolía. Al igual que su hermano novelista, Henry, un año menor, gozó de una educación cosmopolita, cosechando lo mejor de su país y sin duda selectas influencias europeas en Suiza, Francia y Alemania. Hay muchos William James según la perspectiva desde la que se aborde su obra. Para mí, su nombre se hizo familiar por sus contribuciones a la psicología y a las formas que adoptó esta disciplina ensu momento germinal del siglo XIX. Especialmente interesante me



resulta siempre explicar la paradójica teoría de las emociones que se condensa en la famosa expresión “no corremos porque estamos asustados, nos asustamos porque corremos”. Contra el sentido común, aquí se sugiere que es el acto motor el que, bombardeando la conciencia con estímulos, genera ese fenómeno subjetivo que es elestado emocional. Parecida a la teoría propugnada por el fisiólogo danés Lange, sus predicciones experimentales y las consecuencias terapéuticas fueron objeto de numerosos estudios en la psicología fisiológica de la era clásica, aquella en que la fusión del pensamiento evolucionista con el estudio sistemático del sistema nervioso prometía tantos avances a la psicología y la psiquiatría. Cuando en1979 celebré con un pequeño libro1 el centenario de la iniciación de la psicología científica, debida a Wilhelm Wundt en Leipzig, destaqué la importancia de James como generador de una corriente de pensamiento que hizo de la conducta motora manifiesta el eje de la ciencia psicológica y culminaría con los excesos del conductismo metafísico de los ingenieros de la conducta seguidores de Watson y...
tracking img