Psicologia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 44 (10842 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 24 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Freud, desde la paranoia al reconocimiento de la esquizofrenia1
Luis Sales

Un aspecto importante del intento de perfeccionar y ampliar los conceptos de la psicopatología es precisamente la aplicación de las ideas de Freud a la dementia praecox. Eugen Bleuler

Resumen
Se insiste, sobre todo en la literatura psicoanalítica de orientación lacaniana, sobre la preferencia de Freud por elconcepto clásico de paranoia frente al de esquizofrenia. Ello es cierto pero no totalmente, y este trabajo trata de poner de manifiesto las aportaciones de Freud al concepto bleuleriano de esquizofrenia (a pesar de las contradicciones inherentes a este último). Estas aportaciones vienen de hecho a suponer un reconocimiento explícito de esta enfermedad, como entidad diferenciada de la paranoia. Auncuando dicho reconocimiento diferencial es antiguo, pues data de los primeros contactos epistolares con el joven Jung, no fue hasta la metapsicología de 19151917 cuando Freud aprovechó toda la riqueza teórica que podía extraerse de ciertas perturbaciones del lenguaje que son características de la esquizofrenia y no de la paranoia. Como podrá comprobarse, estas elaboraciones metapsicológicas resultarondecisivas para la teoría lacaniana del significante.

De coincidencias y efemérides
Se da la curiosa coincidencia de que el presente año de 2006 conmemoramos el 150 aniversario del nacimiento de Sigmund Freud pero también de otro ilustre contemporáneo y coetáneo: Emil Kraepelin (1856-1926), el cual nació apenas 3 meses antes, y estaba llamado a alcanzar renombre en Alemania como catedrático depsiquiatría y autor de un monumental Tratado que vino a constituirse en punto de referencia de la nosología psiquiátrica germana para varias
55

generaciones. Probablemente el motivo principal por el que ha pasado a la posteridad es su introducción en 1899 del término dementia praecox para designar lo que él consideraba una nueva enfermedad mental, a partir de la agrupación de una serie deinsanias (concretamente, la hebefrenia de Hecker, la catatonía de Kahlbaum y la paranoia) que hasta entonces se entendían como trastornos aislados. Las curiosidades no acaban aquí, puesto que un año después que Kraepelin y Freud, nacía Eugen Bleuler (1857-1939), quien también ha alcanzado la inmortalidad, en su caso como autor del concepto de esquizofrenia. Fruto de una pretendida aplicación —así loproclama en la introducción de su famosa obra de 1911— de las ideas freudianas a los planteamientos kraepelinianos sobre la demencia precoz, el concepto de esquizofrenia hizo fortuna rápidamente en la literatura especializada, logrando superar todas las revoluciones ideológicas que ha sufrido la psiquiátrica del siglo XX y llegar hasta nuestros días convertido incluso en un tópico de dominiopúblico.2 Tres autores, pues, prácticamente contemporáneos y un solo tema: la demencia precoz o3 esquizofrenia. Planteado a la inversa: un significante concreto referido a una supuesta enfermedad y tres autores muy distintos cuyas concepciones sobre la cuestión difirieron sobremanera, hasta el punto de que cada uno desarrolló una teoría diferente y propuso una denominación distinta: demencia precoz(Kraepelin), esquizofrenia (Bleuler) y parafrenia (Freud). Ahora bien, más allá de coincidencias, curiosidades y efemérides, se podrá decir que si bien los dos primeros autores son recordados en razón de sus aportaciones al problema de dicha psicosis, más o menos superadas ambas pero históricamente relevantes, el tema es en Freud poco menos que marginal. Dentro de su contribución al problema de laspsicosis, más amplia y sustanciosa de lo que normalmente se considera, el capítulo de la esquizofrenia no es, en efecto, el más habitualmente

tratado. Antes al contrario, la posición que circula a menudo en la literatura psicoanalítica, y especialmente en la lacaniana, es que, aunque siguió de cerca la gestación del tema a través de sus contactos con el grupo de Zurich, Freud se mantuvo fiel...
tracking img