¿Quien le teme a virginia woolf?

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3402 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
1999: LAS PERVERSIONES EN LA PAREJA*
Sergio Gorjón Cano** 1999.

Artículo publicado: 15 de Noviembre del 2004
En este trabajo, el autor analiza el papel que la perversión desempeña en la pareja. Hace la distinción entre este concepto y el de perversidad. Se refiere sobre todo a las relaciones sadomasoquistas, a su génesis y a sus diferentes niveles de expres.
RESUMEN
En este trabajo, elautor analiza el papel que la perversión desempeña en la pareja. Hace la distinción entre este concepto y el de perversidad. Se refiere sobre todo a las relaciones sadomasoquistas, a su génesis y a sus diferentes niveles de expresión clínica en las relaciones de pareja.
SUMMARY
In this paper the author analyses the roll that pervertion plays in the relationship of a couples. He also describes thedifference between pervertion and perversity, making specific reference to sadomasochistic relationships, as well as to their origin and various clinical expressions.
INTRODUCCIÓN
En la clínica dedicada a la terapia de parejas es poco frecuente ser consultado por una perversión en la pareja o en alguno de sus miembros; más bien, lo que se observa son sus consecuencias en la interacción, o bien enla estructura o en el desarrollo de la relación
El mejor interés de las parejas todo es solucionar sus problemas interpersonales y por lo general dejan poco espacio para explorar los niveles más profundos del desempeño erótico, a excepción de que el terapeuta propositivamente lo haga. Más comúnmente, es durante el tratamiento psicoanalítico cuando los conflictos sexuales con el otro miembro dela pareja y sus derivados salen a la luz.
Por tal motivo, en este trabajo se tratarán fundamentalmente aquellos aspectos intrapsíquicos descubiertos por el psicoanálisis que hacen a una relación de pareja saludable o perversa. Sobre todo, se hará referencia al papel de la agresividad en este tipo de relaciones, y como ejemplo de lo perverso se tomará al sadomasoquismo.
Desde un punto de vistapsicoanalítico, lo normal en la sexualidad implica la integración de fantasías y actividades tempranas pregenitales con fantasías y actividad genital; es decir que se incorporan, a el juego sexual, aspectos sádicos, masoquistas, voyeuristas, exhibicionistas y fetichistas, componentes de la sexualidad infantil perverso-polimorfa. Morder, apretar, ser apretado, ver, ser visto, oler, succionar, tocar,entre otros, son factores que estimulan el deseo erótico y hacen el juego mucho más placentero (5). Como parte de una sexualidad normal, también es esencial un cierto elemento agresivo para la excitación; de hecho éste contribuye al pleno desarrollo del erotismo. El problema se da cuando la agresividad permanece reprimida o escindida, o bien cuando rebasa cierto nivel y así inhibe, destruye otrastorna el deseo erótico. Esto es lo que ocurre en las perversiones, específicamente, en la patología sadomasoquista.
Puesto que en el psicoanálisis se tratan los aspectos más profundos de la problemática sexual de una pareja, es importante distinguir si aquella, forma parte de una crisis transitoria como consecuencia del retorno de los componentes normales de la sexualidad infantilperverso-polimorfa excluidos del juego amoroso por diversas razones (Tras los asuntos de infidelidad se encuentra con frecuencia este problema. Así, la o el amante son los depositarios del juego perverso-polimorfo, mientras que la pareja permanente u oficial se preserva excluida de esa sexualidad, como una forma de mantenerla idealizada).
También puede suceder que una relación sea perversa desde un principio, locual sólo se resuelve si la pareja se separa o se destruye. En este caso se habla de una verdadera perversión, y si la sexualidad está al servicio de la agresividad, entonces se emplea el término de perversidad.
No es fácil diagnosticar la perversión en una pareja, como tampoco es hacerlo respecto de un individuo, pues como señala Stoller (10) en el fondo todos somos un tanto perversos y la...
tracking img