Radiactividad

LA RADIACTIVIDAD

En 1921 madame Curie, la cient´
ıfica m´s respetada de su tiempo y probablemente
a
de todo el siglo XX, ganadora de dos Premios Nobel, uno de F´
ısica y otro de Qu´
ımica,
viaj´ a los Estados Unidos. All´ recibi´ del presidente Harding el regalo de un gramo
o
ı
o
de radio, comprado por suscripci´n p´blica por las mujeres norteamericanas, para que lo
ou
trajese aEuropa y pudiera utilizarse en tratamientos m´dicos. El donativo representaba
e
la quincuag´sima parte de la cantidad total de radio producida hasta entonces en los
e
Estados Unidos, y su valor ascend´ a 100 000 d´lares de la ´poca. En la caja de madera
ıa
o
e
y plomo que lo conten´ pod´ leerse una inscripci´n que dec´ “Ofrecido por el presidente
ıa
ıa
o
ıa
de los Estados Unidos, enrepresentaci´n de las mujeres americanas, a Mar´ Sklodowska
o
ıa
Curie, en reconocimiento a sus trascendentales servicios a la ciencia y a la humanidad por
el descubrimiento del radio”.
¿Se podr´ hoy hacer y decir lo mismo? ¿Cree nuestra sociedad que la radiactiviıa
dad est´ prestando trascendentales servicios a la humanidad? Probablemente, el temor y
a
la creencia de que la radiactividad esalgo da˜ino predominar´ en la respuesta social.
n
ıan
Sin embargo, no era ignorancia lo que hab´ en tiempos antiguos. El conocimiento de
ıa
los da˜os que puede causar la radiactividad, mal utilizada, es muy temprano, y la pron
ducci´n de eritemas en la piel y quemaduras producidas por rayos X es anterior a los
o
comienzos del siglo xx. Lo que sucedi´ es que pronto se pudo constatar que lasvirtudes
o
de las radiaciones eran muy superiores a sus peligros y que ´stos pod´ evitarse con las
e
ıan
debidas precauciones. La importancia de la radiactividad y en particular del radio para
aplicaciones m´dicas se vio muy pronto, y ya en 1902 se hab´ descubierto el efecto que
e
ıa
la radiaci´n del radio produc´ sobre las c´lulas cancerosas. La radiactividad se consider´
o
ıa
e
oun bien para la humanidad, y esta creencia se mantuvo durante toda la primera mitad
del siglo xx.



Acad´mico numerario
e
Extra´ de la Lecci´n Inaugural del Curso Acad´mico MMIV-MMV de la Universidad de Zaragoza
ıdo
o
e

47

La segunda guerra mundial fue, sin duda, el factor determinante de la actual postura de la sociedad ante el fen´meno nuclear. El miedo a las armas nucleares,que, sin
o
embargo, ha evitado una tercera conflagraci´n mundial, y su asociaci´n, intencionadao
o
mente provocada, con cualquier fen´meno relacionado con lo radiactivo o nuclear est´n
o
a
en el origen del cambio de opini´n. Una falsedad reiteradamente repetida termina por
o
ser cre´
ıda. Todo lo radiactivo es malo podr´ ser, en el escueto lenguaje publicitario, la
ıa
frase queresumiese el pensamiento o creencia de muchas personas de nuestra sociedad
actual. Entre ellas se encontrar´ seguramente algunas a las que se les ha curado un
ıan
tumor gracias a la radiaci´n, y es evidente que pr´cticamente a todas se les habr´ hecho
o
a
a
m´s de una radiograf´
a
ıa.
Tal postura se mantiene por m´ltiples causas. Una de ellas podr´ ser la intangibilidad
u
ıa
del fen´meno: laradiactividad no se siente, ninguno de nuestros sentidos es capaz de
o
detectarla. Otra podr´ ser el desconocimiento de lo que es la radiactividad y de sus
ıa
posibles consecuencias. Y una tercera ser´ el uso intencionado de esa ignorancia para
ıa
fines ajenos a la ciencia, por lo general poco claros.
Hay que tener en cuenta que para la mayor parte de la sociedad desarrollada vivimos
en unmundo que podr´
ıamos considerar casi m´gico. Estamos rodeados de aparatos
a
tecnol´gicamente sofisticados y casi nadie tiene idea de c´mo y por qu´ funcionan, y lo
o
o
e
que es peor: no hay el menor inter´s en saberlo. Las personas consideradas cultas tienen
e
que conocer las grandes obras de la literatura y el arte y a sus autores, pero pueden ignorar
por completo las grandes obras de...
tracking img