Rafael garcia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (430 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Agua para lavarnos las manos.

* Este suceso quiere demostrar lo que pasa cuando uno comete un gran pecado, El pecado mortal, de matar una persona sin tener razón y luego arrepentirse.

*En este suceso nos deja una enseñanza: Medir primero lo que va a hacer y luego no arrepentirse, Pues esto pasa con algunas personas por ejemplo: las madres o padres que abandonan a sus hijos o losmatan y luego se arrepienten igual con los hijos rebeldes que les dicen algo a sus padres que los hieren y luego se arrepienten.

* Esto nos demuestra que Satanás hace lo que sea por hacer caer alas personas haciéndolos cometer el pecado mortal u otros pecados que no se sabe si después Nuestro Señor nos perdone.

* Después de todo lo que hace el ser humano en contra de la voluntad deDios no hay como lavarse las manos, siempre van a estar manchadas de pecados, que después cuando sea grande y tenga razonamiento se va a arrepentir como estos tres asesinos que bajaron la cabeza de lavergüenza.

* El padre Rafael García-Herreros Nos cuenta esta historia para que pensemos primero lo que vamos a hacer o a decir y luego no nos arrepintamos de lo que hemos hecho en contra de laley de Dios.

* No importa el pecado que uno haga si no que el daño que uno hace para la familia como matar, robar lo ajeno que el hombre o la mujer a quien le roban lo ha luchado con esfuerzocomo el suceso que este campesino tenía varios callos en las manos de tanto trabajar para darle de comer a sus tres hijos y a su esposa.

* Después que se arrepientan se recordaran la frase quedijo este campesino: “Después no se podrán las manos con el agua del mar” Esto queda como una cicatriz en el cuerpo de uno.

En mi vida nunca eh llegado a hacer este daño y no espero a llegar ahacerlo.
Nunca le quitaría la vida a un hermano mío, a un hijo de Dios como lo dijo este campesino a estos asesinos, pero todos los seres humano no tienen el mismo pensamiento.

El padre Rafael...
tracking img