Reflexion sobre el niño salvaje

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1344 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
REFLEXIONES SOBRE EL NIÑO SALVAJE, DE FRANÇOISE TRUFFAUT

En 1969, cuando realizó “El Niño Salvaje”, Truffaut ya había hecho un filme en 16mm. (cuyo título no conocemos), y varios en 35mm. El primero en este paso fue “Les Mistons”, de 1957, que algunos traducen como “los compinches” y otros como “los golfillos”. En esta realización de 17 minutos ya aparece claramente interesado en poner laatención en el comportamiento de niños y adolescentes, partiendo de historias de “antihéroes”, signados por lo que podríamos llamar un “destino trágico” y condicionante, pero que él se encarga de mostrar como susceptible de ser cambiado, torciendo la “fuerza del destino” o –hilando más fino- sobreponiéndose a los designios de los otros; o –como sostiene el Psicoanálisis- a los propios impulsos cuandola acción de la cultura incide positivamente para ayudar a socializar al ser humano.
Un año después, en 1958, dirige “Une histoire de’eau”, nada menos que con Jean-Luc Godard, su compañero de ruta en la fundación de lo que se llamó después la “nueva ola” del cine francés. (nouvel vague).
En 1959 –cuando contaba con 27 años de edad- escribió el guión y dirigió “Los cuatrocientos golpes”,película que lo consagra mundialmente y en la que plantea su tesis del ambiente condicionante del comportamiento humano, que conlleva otra “opinión” de gran valor para los educadores, que es la de que con ganas, amor y paciencia, puede ayudarse a mejorar la calidad de vida y humanizar a todos, superando incluso, a veces, los designios de su historia personal.
Es lo que sucede con el médico francésJ.E.Marie Gaspard Itard (1774-1838), que trabajó en el llamado “Instituto de Sordomudos” de París, en la época en que se decía así todavía, antes de descubrirse que los “mudos” no existirían de haber un tratamiento pedagógico adecuada para quienes sufren de sordera. No hablan porque no escuchan y por ende no pueden construir los códigos sociales del habla, pero son “expertos” en hacerse entender porseñas cuando reciben el estímulo y la atención necesarios.
Itard se enteró por los diarios de la aparición y captura de un niño de 12 años en el bosque de l’Aveyron y se interesó por el caso. Su trabajo con niños sordos lo había convencido de la importancia del ambiente en su educación y se hace cargo de Víctor, “el salvaje de l’Aveyron”, cuya situación no es comprendida cabalmente por la gentecomún y por los científicos. Es el caso del Dr. Philippe Pinel (1745-1826) a pesar de que produjo una revolución en el tratamiento de la locura, sustituyendo las cadenas, el encierro y los castigos por un régimen de ternura y paciencia. En el filme de Peter Brook, “Marat-Sade”, puede verse aquel tratamiento humillante, que a pesar del progreso de la ciencia y varios siglos después, también lomuestran en “Atrapado sin Salida”. Años antes, en 1963, Peter Brook prestigioso realizador cinematográfico y teatral inglés, había filmado “El Sr. de las Moscas”, haciendo el mismo planteo que en 1969 encara Truffaut, aunque cambiando el orden de los productos. Lo que uno lo pone al final, el otro lo pone al principio. Los resultados son iguales.
Dice Truffaut en un escrito de 1969: “…la naturalezanos viene de herencia, pero la cultura sólo puede venir por la educación”.
A un año del “mayo francés” (París, 1968), Truffaut se opone a la crítica de los intelectuales y a la apología del “buen salvaje” libre-en-su-medio-natural-para-ser-feliz: “La existencia banal e irrisoria que llevó hasta su muerte (se refiere a Víctor, fallecido a los cuarenta años, siempre bajo la tutela de madameGuérin, el ama de llaves de Itard) era mejor que la que había conocido en el bosque. Para mí es indiscutible”.
Lo suyo no es un convencimiento pequeñoburgués, estamos seguros, que mucho traducirían como “la Naturaleza es bella, pero mejor con aire acondicionado y computadora”, sino una premisa humanista: la de reconocer para los demás los mismos derechos y obligaciones que exigimos para nosotros....
tracking img