reflexiones sobre el amor libre

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (771 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de agosto de 2014
Leer documento completo
Vista previa del texto

Reflexiones sobre el amor libre, amor romántico y represión


En la sociedad actual, absolutamente dominada por el cristianismo y el patriarcado a lo largo de la historia, las relacionesafectivo-sexuales están claramente centradas en el amor romántico. La idea de que tenemos que compartir nuestra vida con la misma persona esta muy arraigada en nuestra mente, y cuando este modelo de parejaheterosexual acaba en separación se rompen los esquemas emocionales que nos habíamos marcado y lo consideramos como un fracaso, con su posterior trauma, pasando del amor al duelo.
El proceso deldesamor suele ser muy similar para todas las personas: nos apoyamos en amigxs, nos culpabilizamos, reprochamos a la otra persona, la odiamos, la comprendemos, lloramos..etc.
Después de un periodo dereflexión personal aparece la idea de que una sola persona no puede ser el único motivo para levantarte por la mañana, es demasiada responsabilidad, además de que darle todo el amor a una sola persona esjerarquizar sentimientos.. Tenemos amigos y amigas, familia( cada unx tiene una idea propia de familia) con los que compartir sentimientos.
Exigir a alguien que permanezca a tu lado aunque te hayamostrado su rechazo es falta de autocrítica que puede derivar en malos tratos, chantajes, desigualdad..etc, por lo que debemos despatriarcalizar nuestra forma de relacionarnos. Al igual que ser egoístatambién es patriarcal, ya que si solo pensamos en lo que necesitamos, en nuestro propio deseo y nuestros sentimientos invisibilizamos al resto de personas. Suele ser tan duro acabar con una relacióncomo que la otra persona la de por terminada.
Debemos hacer un trabajo personal y colectivo que rechacen la exclusividad (“nunca encontraras a alguien como yo”) y la propiedad con las personas, quelimitan el amor o la libertad de decidir, nos llenan de emociones patriarcales, y nos obligan a sufrir. Si considerásemos al amor, como el proceso de compartir el tiempo, la imaginación, de disfrutar...