Rembrandt: en busca del hechizo de la luz y el trazo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5269 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
U
Rembrandt:
“ En busca del Hechizo de
la luz y el trazo.”

Por Dannielis Almenares Leyva

Año cuarto de periodismo

Curso 2010- 2011

Genio del lienzo
A principios del siglo XVII la situación de los pintores en Holanda se tornaba mucho más difícil que en elresto de Europa. Los Países Bajos estuvieron bajo la dominaron española hasta el año 1581, por tanto, no existía corte ni tradición de pintura cortesana. La Iglesia protestante demandaba que los templos y ayuntamientos estuviesen decorados con sobriedad, esto a su vez traía consigo que los artistas no contaran con muchos encargos. Se limitaban entonces a retratos individuales o colectivos, interiores,cuadros de género y paisaje. La mayoría de los pintores se especializaban en algunos de estos géneros, lo que constituyó una gran novedad en la historia del arte.
En los países bajos la expansión de la cultura pictórica tuvo lugar en un momento de profundas perturbaciones políticas. En este tiempo se sella definitivamente la división del país tanto en lo religioso como en lo político. Tras estossucesos, la pintura experimenta un florecimiento que le valió el nombre de "Edad de Oro” donde la pintura barroca fue llevada hasta una cima que nunca más conseguiría alcanzar (Suakate, 2005: 276).
La producción alemana e inglesa de pintura barroca es muy escasa y en su mayor parte está realizada por autores de la propia Holanda o de Bélgica, importada por los clientes. Esta será unacaracterística básica del Barroco centroeuropeo: su carácter mercantil.
Holanda es una pequeña república de comerciantes, de vocación marítima y próspera población de burgueses que desean emular a la nobleza. Siendo sus casas de menor tamaño que los palacios, encargan pequeños cuadros decorativos, con temas visualmente hermosos, lejos de las complejas composiciones mitológicas o religiosas encargadas porlos nobles y el clero. Así, es el momento del triunfo del bodegón, el paisaje y la pintura de género.
Sin olvidar la situación existente en Holanda, hubo un pintor que supo eludir tan estrechas clasificaciones temáticas y, debido a su genio en múltiples facetas, ejerciera influencia duradera en los demás pintores holandeses.
Nacido en Leiden, el 15 de julio de 1606, en los albores de unprometedor siglo y propicio a los grandes destinos, Rembrandt Harmensz Van Rijn fue el penúltimo en una familia de seis hermanos. Era hijo de un molinero perteneciente a la clase media holandesa, por lo que pudo asistir a la Escuela Latina y en mayo de 1620 matricularse en la Universidad. Sin embargo, la ciencia no apasionó demasiado al joven Rembrandt, un impulso irrefrenable le empujaba a manejar formasy colores. Sencillamente quería ser pintor.
Esta ansia de crear lo lleva a dejar la Universidad y entrar en el estudio de Jacob van Swanenburg en el que permaneció por tres años. Después de adquirir los elementos del oficio, Rembrandt fue a pasar seis meses a Amsterdam en casa del pintor Pieter Lastman quien culminó la preparación del prometedor joven. Lastman además, había trabajado en Italiay por esta razón pudo transmitirle la influencia de Caravaggio y la herencia del pintor alemán Adam Elsheimer fallecido en 1910.
Durante este período, marcado por las enseñanzas de Lastman, Rembrandt pinta numerosas escenas bíblicas en las que cada objeto participa con su brillo de una espiritualidad convencional, con frecuencia insólita, pero sincera desde el punto de vista pictórico.
El jovenholandés, al parecer, nunca salió de su tierra natal, sin embargo, gracias de sus dos maestros conoció muy bien la pintura italiana, la cual admiraba mucho, pero esto no fue razón suficiente para que se sintiera tentado a seguir los caminos trillados del sur. Rembrandt decidió encontrar por si mismo su camino (Kuenzel, 1967: 9).
Con diecinueve años regresa a Leiden, la tierra que le vio...
tracking img