Reseña la gloria y el olvido

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1146 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Fuentes Aguirre Armando. La otra historia de México, hidalgo e Iturbide: la gloria y el olvido, México D.F., Editorial Diana.2008.

Armando Fuentes Aguirre
Armando Fuentes Aguirre, es un escritor y periodista nacido el 8 de julio de 1938 en Saltillo, Coahuila, México, siendo hijo de Mariano Fuentes Flores y Carmen Aguirre de Fuentes. Es famoso por su humor, el que ha plasmado en su obraescrita. A los quince años de edad obtiene la licencia de locutor de radio. Abogado por la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad Autónoma de Coahuila, es maestro en Lengua y Literatura, así como maestro en Pedagogía, por la Escuela Normal Superior de Coahuila. Director del Ateneo Fuente y de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la misma Universidad. Desde la década de los ochenta fuenombrado cronista oficial de la ciudad de Saltillo.
En 2003 le otorga la Universidad Autónoma de Nuevo León el Doctorado Honoris Causa.
Su labor periodística se extiende a más de 150 diarios mexicanos, destacando Reforma, El Norte y Mural, donde publica sus columnas.

RESEÑA
“Hidalgo e Iturbide: la gloria y el olvido”. Pertenece a “La otra historia de México”, versión distinta del pasado denuestro país, cuyo relato empezó con “Juárez y Maximiliano: la roca y el ensueño”, del cual este otro libro es obligado antecedente. En él se hace la narración de las guerras que nos llevaron a la independencia. Al leer esa historia encontramos a un hombre lleno de luces, Hidalgo, cuyo camino lo llevó a las sombras; y a otro hombre lleno de oscuridades, Iturbide, cuyo destino fue encontrar la luz.Ambos tuvieron un fin trágico. La vida de los dos acabó en el patíbulo; uno y otro supieron por igual de triunfos y derrotas. La historia, sin embargo, que en México ha sido instrumento para formar una identidad nacional además de una grande inventora de mentiras, guardó para ellos suerte desigual. Hizo de Hidalgo el Padre de la Patria, y a Iturbide, verdadero autor de nuestra emancipación deEspaña, lo convirtió en uno más de los villanos de esa torcida crónica que durante tantos años fue la verdad oficial, aquélla que en la escuela se nos enseñó, y cuya revisión hemos de hacer si queremos conocer sin deformaciones el pasado de nuestra Patria. A decir verdad Hidalgo no hizo absolutamente nada, ni siquiera sabemos con certeza si él quería la Independencia de México. El discurso más importanteque se dijo en esta nación fue el que pronunció Hidalgo en el atrio de la parroquia de Dolores del 15 al 16 de septiembre, pero nadie recogió sus palabras, no sabemos qué dijo don Miguel Hidalgo a quienes se reunieron cuando sonó la campana. En cambio sí sabemos cuál era su grito de batalla, su grito de batalla era ‘Viva Fernando VII’ que era el rey de España, además, A poco de empezar sumovimiento él mismo lo arruina por los terribles excesos a los que llega al realizar matanzas realmente feroces donde murieron centenares de mujeres, hombres, niños y ancianos por el hecho de ser simplemente españoles. En este libro, se presenta a Hidalgo e Iturbide e otra forma que sorprende al descubrir datos insólitos, revelaciones bien documentadas aunque no se entregan con la frialdad de unprofesional de la historia, sino que se añade la amenidad de las anécdotas; las intimidades de nuestros héroes y de nuestras heroínas:
Morelos era hombre muy gordo. Y más barrigón se veía porque era muy bajo de estatura. Mucho han debido forzar la imaginación los escultores y moneros oficiales para dar a don José María la postura heroica y gallarda con que se presenta en las estatuas. (P.285)
Tambiénel hallazgo de testimonios sorprendentes así como cosas que no se mencionan en los textos oficiales y que forman parte importante para entender el accionar de los personajes que forjaron nuestra historia, por ejemplo las diferencias y conflictos entre los diversos caudillos del movimiento insurgente, como el que orilló a Ignacio Allende a intentar envenenar a Miguel Hidalgo:
Así Hidalgo y...
tracking img