Resumen boquitas pintadas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1268 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 1 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
"Era…para mí, la vida entera"
Todo comienza con el Folletín rural y el aviso fúnebre del fallecimiento de Juan Carlos Etchepare.
Nélida Fernández de Massa, también llamada Nené, escribe su primera carta de pésame a Doña Leonor, madre del difunto, desde cuatrocientos setenta y cinco kilómetros de distancia y desde la Ciudad de Buenos Aires.
Una semana más tarde vuelve a escribir:
"Querida DoñaLeonor:
¡Qué consuelo fue recibir su carta de contestación! La verdad es que no me la esperaba, creía que usted no me iba a perdonar nunca. Su hija Celina en cambio veo que me sigue despreciando, y como usted me lo pide le escribiré a la Casilla de Correo, así no tiene discusiones con ella. ¿Sabe hasta lo que pensé cuando ví su sobre? Pensé que adentro estaría mi carta sin abrir…"
Aquí nossorprenderá su escritura:¿Perdonar? ¿Qué error habría cometido Nené?
Pero nuestra protagonista seguirá hablándole a la pobre mujer a través de la misiva y contará que sabía de la terrible enfermedad de su hijo y que había ido a las Sierras de Córdoba para curarse y rogaba saber si Juan Carlos se había confesado antes de morir y que su deseo fue que lo cremarán aunque esté mal visto por la IglesiaCatólica.
¿Confuso, no?
Pero prosigamos, lo más increíble de todo es que nuestra Nené es una mujer casada con dos niños.
Una cosa sería mandar un breve pésame a la familia del difunto y otra entablar correspondencia con una madre dolida, una correspondencia que se va de su control.
"Ahora me voy a tomar un atrevimiento. Cuando él se fue a Córdoba la primera vez me escribió unas cuantas cartas denovio a Vallejos, decía cosas que yo nunca me las olvidé, yo eso no lo debería decir porque ahora soy una mujer casada con dos hijos sanos, dos varones, uno de ocho y otro de seis, que Dios me los conserve, y no tendría que estar pensando en cosas de antes, pero cuando me despierto a la noche se me pone siempre que sería un consuelo volver a leer las cartas que me escribió Juan Carlos. Cuandodejamos de hablar, y después de lo que pasó con Celina, nos devolvimos las cartas."

¿Atrevimiento? Veamos, atrevido sería pedirle a la pobre mujer que encuentre unas cartas sin sobre envueltas en cinta celeste y se las mandará.
¿A dónde quiere llegar Nené? Eso lo dejo a manos del lector mientras buscamos más información relacionada a esta novela recordando al lector que hasta la tercera entregasiguen las escondidas cartas entre Nené y Doña Leonor.
María Mabel Sáenz, una maestra recién recibida y asidua lectora de los "Correos del Corazón" entra en escena y junto con ella una revista femenina de intercambio de correos en el cual aparece una lectora llamada "Espíritu Confuso" que se cartea con la redactora de Mundo Femenino.
Habrá que descubrir quién es Mabel y qué fue en la vida de JuanCarlos cuando ambos contaban con dieciocho años de edad y él recién se recibía de Perito Mercantil.
Mientras aparecerá un amigo de Juan Carlos que trabaja en una obra en construcción y otra mujer: la sirvienta del Doctor Aschero que todos llaman Raba o Rabadilla, sobrenombre dado por el trasero prominente y en punta como el de una gallina, Pancho tiene interés en la joven y Juan Carlos le aconsejaque se apresure o sino otro se adelantará.
Hasta aquí hemos leído nombrar a varias mujeres, lo que no tenemos en cuenta es: ¿qué fama tenía Juan Carlos para con ellas?
Luego de las cartas vienen entregas con folletos informativos, diarios íntimos y una forma de escribir de Puig que aún no llegué a comprender:
"A las 21:20 se sentó a comer las sobras de la cena. A las 22:15 terminó de lavar losplatos y la cocina. Raba pensó en que el día había sido liviano, sin cortinados que lavar o pisos de madera que rasquetear. A las 22:25 su patrón le pidió que le fuera a comprar un atado de cigarrillos al bar. A las 23:02 se acostó y pensó que si se casaba con Pancho se conformaría con vivir en una casa de una pieza con techo de chapas, pero se opondría a que en el dormitorio guardaran objetos...
tracking img