Resumen capitulo 1 "cazadores de microobios"

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (722 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPITULO I
ANTONY LEEUWENHOEK
EL PRIMER CAZADOR DE MICROBIOS

Antonio van Leeuwenhoek nació en 1632, entre los azules molinos de viento, las pequeñas calles y los amplios canales de Delft,Holanda. Descendía de una honorable familia de fabricantes de cestos y de cerveza. a los 16 años entró de aprendiz en una tienda de telas de Amsterdam durante seis años. A los 21 años, Leeuwenhoek abandonóla tienda y regresó a Delft; se casó y abrió su propia tienda de telas.

En los veinte años que sucedieron se cree que se casó en segundas nupcias y tuvo varios hijos, que murieron casi todos detierna edad. Tambien se cree que fue en ese período cuando le nombraron conserje del Ayuntamiento de Delft y le vino la extraña afición de tallar lentes ya que visitando las tiendas de óptica aprendiólos rudimentos necesarios para tallar lentes; además frecuentó el trato con alquimistas y boticarios, de los que observó sus
métodos secretos para obtener metales de los minerales, y empezó a iniciarseen el arte de los orfebres.

Era un hombre de lo más quisquilloso; no le bastaba con que sus lentes igualaran a las mejor trabajadas en Holanda, sino que tenía que superarlas; y aun luego deconseguirlo se pasaba horas y horas dándoles una y mil vueltas. Después montó sus lentes en marcos oblongos de oro, plata o cobre que el mismo había extraído de los minerales, entre fogatas, humos yextraños olores.
Poco despues nuestro hombre buscaba la forma de fabricar una minúscula lente de menos de tres milímetros de diámetro, tan perfecta que le permitiera ver las cosas más pequeñas enormementeagrandadas y con perfecta nitidez.
Satisfecho de sí mismo, este tendero se dedicó a examinar con sus lentes cuanto caía en sus manos.

Leeuwenhoek era un observador maniático, pero esta aparentemanía, le sirvió como preparación para aquel día fortuito en que, a través de su lente de juguete, montada en oro, observó una pequeña gota de agua clara de lluvia. Había admirado un mundo fantástico...
tracking img