Resumen del tratado de delitos cesar bonesana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4764 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El presente libro tiene por objeto el estudio de cada uno de los delitos penados y sancionados desde la óptica del autor, sin duda alguna, fue el pionero en realizar una obra de este alcance y magnitud, el cual lo llevo a ser uno de los personajes mas importantes de esa época, permaneciendo inmortal hasta en nuestros días, en la rama del Derecho penal.

Partiendo de que”Las leyes son lascondiciones mediante las cuales los hombres independientes y aislados, se unieron en sociedad, cansados de vivir en un continuo estado de guerra, así como de gozar una libertad inútil por la incertidumbre de conservarla, debieron sacrificar una parte de su libertad para disfrutar del resto, seguros y tranquilos y la suma de todas estas porciones de libertad sacrificadas al bien de todos, es lo queforma la soberanía de una Nación”, de aquí deriva la potestad que tiene el soberano, de penar delitos que comete cualquier ciudadano, integrante de la propia soberanía , ya que es una forma de guardar el orden en la sociedad. Cabe hacer un paréntesis en este punto, ya que el autor habla de soberano, refiriéndose al monarca, en quien se depositaba ese conjunto de porciones individuales de libertad,pero si lo trasladamos a nuestra época, hablaríamos del Estado, el cual tiene un concepto mas amplio, en virtud de que lo integran varios elementos tales como el territorio, la población, el derecho mismo, el gobierno y el fin teleológico.
En ese orden de ideas, solo las leyes previamente establecidas, pueden decretar las penas de los delitos, y dice el autor que esa autoridad no puede recaermás que en el legislador, que finalmente viene a ser el representante de la sociedad. Es interesante citar en esta parte, que el autor era partidario de la teoría del contrato social.

Con respecto a la potestad que tiene el soberano, en nuestro caso, el gobierno representado por el poder legislativo, “sólo puede dictar leyes generales que obliguen a todos los miembros de aquélla, pero sin quepueda juzgar más que al que haya violado el contrato social, porque entonces la nación se dividiría en dos partes: una representada por el soberano que afirma la violación del contrato, y otra por el acusado, que lo niega” y es en este contexto que surge un tercero en discordia, el cual viene a ser el magistrado o magistrados (jueces), quienes tienen la función de resolver el dilema y dar razón aquien razón posea. Igualmente es importante señalar, que cuando una pena se compruebe que es una atrocidad “inmediatamente opuesta al bien público y a la finalidad misma de impedir los delitos…, también en este caso aquélla no sólo sería contraria a las virtudes benéficas, efecto de una razón ilustrada que prefiere mandar más bien a hombres felices, que no a una manada de esclavos en que semantenga siempre una perpetua circulación de tímida crueldad, sino que sería también contraria a la propia justicia y a la naturaleza del mismo contrato social”
La interpretación de las leyes, dice el autor, debe corresponder solo y únicamente a los legisladores. Por cuando hace al juez o magistrado;” éste debe hacer en todo delito un silogismo perfecto: la mayor de este silogismo debe ser la leygeneral; la menor, será la acción conforme o no a la ley; y finalmente, la consecuencia tendrá que ser la libertad o la pena”. Sin duda, la base de nuestro sistema de justicia ya estaba dada desde hace mucho tiempo, claro que hemos modificado muchas cosas, pero la esencia sigue siendo la misma, en nuestro días, al menos en nuestro sistema penal, los jueces o magistrados, si bien es cierto que nolegislan en el sentido estricto de la palabra, sí lo hacen de forma indirecta a través de las tesis jurisprudenciales, que bien no dejan de ser una subsanación de la ley, una compostura, una perfección de la misma.

Me parece interesante lo que nos habla el autor de que las leyes deben estar escritas, haciendo elogio a la invención de la imprenta, y cierta es su afirmación, ya que esto permitió...
tracking img