Resumen pescador y su alma

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2864 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
“Antes de que el pescador acepte el encanto”
Todas las noches, el joven pescador salía a la mar y echaba sus redes al agua una de las noches la red pesaba tanto que a duras penas pudo subirla al bote. Y río diciéndose:
-Seguro que he pescado todos los peces que nadan o he atrapado algún moustro que maravillara a los hombres, o alguna cosa horrible que la gran reina deseara para si.
Yreuniendo todas sus fuerzas, tiro de las cuerdas hasta que sus venas se hincharon en sus brazos como líneas de esmalte azul alrededor de un vaso de bronce.
Su cabello era como oro húmedo, y cada cabello por separado, como un hilo de oro en una sopa de cristal. Su cuerpo era blanco como el marfil, y su cola, de plata de perlas. De plata y perlas era su cola, y las verdes algas del mar seenrocaban en ella; y como caracolitas eran sus orejas, y como coral sus labios. Las frías aguas resbalaban sobre sus senos fríos, y la sal brillaba en sus parpados.
Y cuando la toco, ella lanzo un grito de gaviota asustada, despertó y le miro aterrorizada con sus ojos de amatista y lucho por escapar. Pero el la sujetaba estrechamente abrazada y no la dejaba irse.
Y cuando vio que no podía escaparde él, rompió a llorar y dijo:
-Te ruego que me dejes ir porque soy la hija única de un rey y mi padre es anciano y está solo.
Pero el pescador respondió
-No te dejare ir a menos que me prometas que cada vez que te llame vendrás y cantaras para mí, por que los peces disfrutan escuchando los cantos de la gente del más. Y así llenaré mis redes.
Así que le hizo la promesa que él pedía y jurócumplirla con el juramento de los hijos del mar, él abrió sus brazos y ella se hundió en el agua, estremecida por extraño temor.
Cada noche, el joven pescador se hacía a la mar y llamaba a la sirena, y ella salía del agua y cantaba para él. Y los delfines nadaban en torno a ella y las gaviotas salvajes giraban sobre su cabeza.
Mas jamás se le acercaba lo bastante para que el pudiera tocarla.Infinidad de a veces él la llamaba y le suplicaba, pero ella no quería y cuando él trataba de alcanzarla se zambullida en el agua lo mismo que haría una foca y no volvía a verla en aquel día. Y cada día el sonido de su vez se le hacía más dulce. Tan dulce era su voz, que se olvido de sus redes y de su astucia u no se preocupo de su oficio.
Y una noche le llamo y le dijo:
-Sirenita, sirenita, teamo. Tómame por esposo, porque te amo.
Pero la sirenita movió negativamente la cabeza:
-Tienes alma humana. Solamente si te desprendieras de tu alma- respondió- podría amarte.

Y a mediodía recordó que uno de sus compañeros, le había hablado de cierta bruja joven que vivía en una caverna a la entrada de la bahía y a la que se consideraban muy hábil en brujerías.
-Mi deseo es cosapequeña- dijo el joven pescador-, Por eso vengo a ti, aunque la gente diga que eres mala, y sea cuál fuete tu precio, te pagaré.
-¿Qué quieres?- pregunto la bruja acercándosele.
-Quiero desprenderme de mi alma- respondió el joven pescador.
La bruja palideció, se estremeció y se cubrió el rostro con su manto azul.
-Mi alma no es nada para mí. No puedo verla. No puedo tocarla. No la conozco.
-¿Quepuedo darte-exclamo- si tu precio no es el oro ni la plata?
La bruja le acaricio el cabello son su blanca y delgada mano. Le hablo en un murmullo y mientras le hablaba sonreía.
-Tienes que bailar conmigo, buen mozo.
-¿Nada más que eso?- exclamó el joven pescador asombrado y se puso de pie.
Entonces la bruja tedio la mano y atrajo al joven pescador, diciéndole con sus resecos labios aloído:
-Esta noche tienes que acudir a la cima de la montaña. Es noche de aquelarre y el estará allí.
La bruja guardo silencio en un instante, y una expresión de terror se reflejo en su rostro. Luego apartó el caballo que caía sobre su frente y, con una sonrisa desconcertante le dijo:
-Lo que los hombres llama la sombra del cuerpo no es la sombra del cuerpo, sino el cuerpo del alma. Vete a...
tracking img