Revista internacional nats

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 250 (62492 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Año XIV Nº 19 / Octubre 2010 / Publicación semestral

NATs

Revista Internacional desde los Niños/as y Adolescentes Trabajadores

Una mirada otra sobre trabajo infantil: Imperativo ético y exigencia política
Alejandro Cussiánovich

El informe global OIT 2010: El triunfo de la razón metonímica
Giangi Schibotto

Los NNATs y la OIT
Andrés Sanz

¿Erradicación del trabajo infantil otrabajo digno para niños trabajadores?
Manfred Liebel - Iven Saadi

América Latina: La OIT y el misterio del “Trabajo infantil indígena”
Manfred Liebel

Hacia un mundo con trabajo digno para NNA: Pasos al 2016
Colectivo Virtual

SUMARIO
1. 2. Editorial Una Mirada Otra sobre “Trabajo Infantil”. Imperativo Ético y Exigencia Política. Alejandro Cussiánovich Los NNATs y la OIT Andrés SanzAmérica Latina: la Organización Internacional del Trabajo y el misterio del “trabajo infantil indígena”. Manfred Liebel El Informe Global OIT del 2010: El Triunfo de la Razón Metonímica. Giangi Schibotto ¿Erradicación del trabajo infantil o trabajo digno para niños trabajadores? - Anotaciones al nuevo Informe Global sobre trabajo infantil de la Organización Internacional del Trabajo - Análisiscrítico y detallado del “Informe Global OIT 2010 – 2”. Manfred Liebel & Iven Saadi “Hacia un mundo con trabajo digno para los niños y niñas y adolescentes: pasos al 2016”. Colectivo virtual Análisis y Reflexión. Ifejant Comunicados y Pronunciamientos. 9 13

3.

21

4.

43

5.

53

6.

75

7.

85

8.

93

9.

139 163

10. Tríptico: Encuentro La Haya.

RevistaInternacional NATs Nº 19

7

Editorial
MÁS DE LO MISMO…
El 10 y 11 de Mayo, en La Haya, tuvieron lugar dos eventos simultáneos y paralelos, pero de significado divergente y totalmente antitético. En el primero se citó a representantes de los “poderes fuertes” del mundo: gobiernos, grandes instituciones internacionales, funcionarios, expertos, representantes de los empresarios y de los sindicatos.Más de quinientas personas, convocadas por la OIT y el gobierno de Holanda, llegando a la sede de la Conferencia con sus carros de lujo, sus corbatas y maletines, precedidos por una poderosa campaña mediática que había invadido cuanto medio de comunicación fuera posible, desde prensa y televisión hasta internet y publicaciones varias. El segundo evento fue aparentemente más modesto, casi minimalistasi se juzgara tan sólo en base a las apariencias. Unas veinte personas, reunidas casi anónimamente en un Instituto de Ciencias Sociales, llegando con medios públicos de transporte, casi desapercibidos por la prensa, con un estilo informal y con escasos medios a disposición. Sin embargo la ligazón entre los dos eventos se hizo visible desde el primer día de la Conferencia de la OIT, cuando, frentea la sede de la misma, los sorprendidos invitados se encontraron con unos niños y adolescentes trabajadores procedentes de América Latina que distribuían folletos y documentos que aclaraban críticamente unos cuantos puntos. ¿Qué había pasado? Lo de siempre. La OIT había convocado una mega Conferencia para elaborar una “hoja de ruta” con el fin de individuar los “pasos para la erradicación de laspeores formas de trabajo infantil hacia el 2016”. Lo había hecho con su consabido estilo magniloquente, hiperbólico, coreográfico, casi para compensar, con una suerte de exageración teatral, la modestia de los resultados de sus políticas dirigidas a los niños trabajadores. Y como siempre, pero esta vez con una auténtica desfachatez ética, no había invitado a ningún representante de lasorganizaciones de niños, niñas y adolescentes trabajadores que en todo el mundo luchan por el reconocimiento de sus derechos, en primer lugar el derecho a un trabajo digno, respetado y reconocido como forma no tan sólo de sobrevivencia, sino también como itinerario para la conquista de un rol, de una identidad, de una subjetividad individual y colectiva, personal y social. Y no es que la OIT se había...
tracking img