Roma

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3542 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto


HISTORIA DE LA EDUCACIÓN MUNDIAL Y  EN  COLOMBIA. 

LA EDUCACIÓN EN ROMA

LA EDUCACIÓN EN ROMA 



LA EDUCACIÓN EN ROMA  Los niveles: la enseñanza elemental, la enseñanza media, la enseñanza superior  Las escuelas romanas, en sus aspectos generales, no son muy diferentes de las similares instituciones helenísticas, de las  que son continuidad y adaptación, a un puntotal que la enseñanza es bilingüe: se estudian el latín y el griego, al menos  hasta el Bajo Imperio, época en que el griego queda postergado, hasta perderse. No obstante, y en parte por la practicidad  característica del romano, y también por la progresiva decadencia del espíritu, de los valores y de la cultura en general, se  acentúa  el  recurso  a  los  libros ­aparecen  los  manuales  y  las  introducciones­  en  detrimento  del  pensamiento  y  el  juicio propios: la cultura se vuelve libresca.  La organización escolar contempla tres niveles de enseñanza, a los que corresponden tres tipos de escuelas: la escuela  elemental, la media y la superior.  La Escuela Elemental  Es llamada ludus litterarius (juego literario), entendiendo la referencia al "juego" como a una actividad alejada de toda con­ notación práctica. Para los antiguos el saber ­como actividad y como resultado­ es desinteresado, vale y debe buscárselo  por sí mismo (aunque luego sus aplicaciones en la vida cotidiana proporcionen alguna utilidad): humaniza al hombre,  plenificando sus capacidades específicas. El maestro, litterator (el que enseña las letras), o bien primus magister (primer maestro) o magister ludi (maestro de escue­  la), era un personaje bastante despreciado, porque se dedicaba a los más pequeños en el aprendizaje más elemental, y  porque vivía de su salario, teniendo en cuenta que era muy mal remunerado. Según cuenta Marrou , "era preciso reunir un  conjunto de 30 alumnos para asegurarse una retribución equivalente a la de un artesano calificado, por ejemplo un albañil o un carpintero", y no era fácil encontrar tantos alumnos, de allí que no pocas veces el maestro debiera buscar alguna otra  ocupación para redondear una suma que le permitiera vivir. Sin embargo, con el andar del tiempo, en los últimos años del  Imperio la concurrencia a las escuelas se hizo tan numerosa que hubo que hacer divisiones dentro de las clases, atendién­ dose en ellas a la capacidad de los alumnos, su ritmo de trabajo, sus progresos, los temperamentos y su atención y aplica­  ción. Los maestros debieron ayudarse entonces para el trabajo, tomando un asistente o bien encargando tareas de repeti­  ción a los alumnos adelantados.  El edificio de la  escuela era alquilado y consistía en un local abierto preferentemente ubicado  en los pórticos  del foro, y aislado del bullicio por una espesa cortina. Por todo moblaje tenía un asiento con respaldo (cathedra, cátedra) situado en  una tarima, para el maestro, y en el caso de los alumnos sus asientos eran sin respaldo y escribían sobre sus rodillas.  A esta escuela llegaban los niños desde sus siete años, para dejarla alrededor de los once o doce, en pos de la enseñan­  za del grammaticus o profesor de enseñanza media. También las niñas concurrían al establecimiento, si bien a veces se les ponían preceptores privados, con mayor frecuencia que a los niños. Llegaban al alba, desde octubre hasta julio (el año  escolar tenía una duración de unos ocho meses), acompañados de su pedagogo (paedagogus) o esclavo acompañante,  necesario por los peligros de la calle. Por otra parte, este esclavo podía ayudar al niño con sus lecciones y, bien elegido, asumía la responsabilidad de la formación moral de su amito.  La jornada era de doble escolaridad, si bien el niño volvía a su casa para un almuerzo liviano. A la tarde concurría a las  termas para un baño, y no había otra actividad física.  Fundamentalmente, el programa consideraba la lectura y la escritura, para esto utilizaban el método de la memorización.  Lo...
tracking img