Salesiano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (3000 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
«Venid y veréis»
Video comentario al Aguinaldo 2011 del Rector Mayor

Os escribo para presentar el Aguinaldo de 2011, con la certeza de haceros un regalo agradable, tanto por el valor que el Aguinaldo, como tal, tiene en nuestra tradición salesiana desde los tiempos de Don Bosco, como por el tema escogido que interesa a nuestra vida, a nuestramisión y a nuestra capacidad de ayudar a descubrir que la vida es vocación, como también por el momento que vivimos como Iglesia y Familia Salesiana, sobre todo en Occidente.
Después de haber invitado a la Familia Salesiana a trabajar en la evangelización, el Rector Mayor les hace una apremiante llamada para que le propongan a los jóvenes de convertirse en discípulos y apóstoles deJesús.
La evangelización y la vocación constituyen un binomio inseparable para la misión salesiana. La evangelización es auténtica cuando suscita vocaciones y proyectos de vida evangélica.
Los retos de la llamada de los apóstoles narrados en los evangelios manifiestan como la vocación sea un encuentro personal de amistad que llena el corazón y transforma lavida.
Es un reto hoy, sobretodo en el contexto occidental, proponer a los jóvenes la vocación cristiana y los proyectos de vida apostólica, religiosa y sacerdotal.
El aguinaldo de este año es una invitación a sentir, testimoniar y proponer la felicidad que nos llega de la vida en Cristo.
Para entenderlo mejor, les propongo un camino de reflexiónen torno a tres núcleos temáticos muy importantes para motivar un posterior y calificado empeño vocacional.


El primer paso que propongo, como amo decir, “es tornar a Don Bosco”! Creo que sea muy importante conocer su experiencia para descubrir los criterios y las actitudes que caracterizan su acción y, así, iluminar nuestro trabajo vocacional.Don Bosco vivió en un ambiente y una cultura poco favorable, contraria al crecimiento de las vocaciones eclesiásticas, con una creciente oposición hacia la Iglesia. La libertad de culto y la activa propaganda protestante desorientaban al pueblo sencillo, presentando una imagen negativa de la Iglesia, del Papa y del clero. Se había creado en el pueblo y sobre todo entre losjóvenes un clima impregnado de ideas liberales y anticlericales.
Don Bosco no se desanimó! Buscaba cómo descubrir posibles signos de vocación en los jóvenes que él encontraba; los colocaba a prueba entre los compañeros y los acompañaba hacia un camino de crecimiento. Se hacía, en otras palabras, colaborador del don de la gracia de Dios.
Su acción apuntaba sobreelementos bien precisos.
Se empeñaba en crear un ambiente en el cual la propuesta vocacional podía ser favorablemente acogida y por lo tanto llegar a su maduración. Alimentaba una verdadera cultura de la vocación caracterizada por la presencia en medio de los jóvenes y de un testimonio feliz. Un clima familiar que favorecía la apertura de los corazones.
Para nutrirtal cultura Don Bosco proponía una fuerte experiencia espiritual, alimentada de una constante piedad sacramental y mariana, y de apostolado entre los compañeros, vivida con entusiasmo y disponibilidad.
Un segundo elemento sobre el cual apuntaba Don Bosco era el acompañamiento espiritual. Su acción se modelaba según se tratara de jóvenes o adultos, aspirantes a la vidaeclesiástica, o a la vida religiosa o simplemente a la vida de un buen cristiano y un honesto ciudadano. Un director de espíritu atento y prudente, sostenido por un intenso amor a la iglesia.
Es lo que nos enseña Don Bosco! Vivamos con felicidad y entusiasmo nuestra vocación propongamos a los jóvenes y adultos, hombres y mujeres, la vocación salesiana como respuesta adecuada al mundo de...
tracking img