Salvador dali y sigmund freud

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1395 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
SALVADOR DALI Y SIGMUND FREUD

Londres, 19 de julio de 1938.

FREUD._ Hasta ahora me inclinaba a pensar que los surrealistas, que parecen haberme elegido como santo patrón, eran unos locos absolutos, pongamos que el 95% como el alcohol.
DALI._ Locos no, absolutos si. Tuve un particular interés por las prácticas surrealistas mucho antes de unirme al movimiento. En 1922 había leído sulibro “La Interpretación de los Sueños”, mi pintura ya tenía incorporados materiales que provenían de mis propias experiencias oníricas.
FREUD._ Ahora que puedo observarlo detenidamente, reconsidero mi opinión. ¿Por qué el Surrealismo?
DALI._ No fui el único surrealista, e incluso fui expulsado del movimiento, pero sí el representante más popular, en una tendencia caracterizada porplasmar en cuadros y otros objetos imágenes aparentemente reales pero extrañamente relacionadas y dando lugar a escenas oníricas, es decir, como si reflejásemos en un lienzo las visiones de nuestros sueños, es una experiencia que llamó poderosamente mi atención.
FREUD._ Sería muy interesante estudiar analíticamente la génesis de un cuadro de este tipo. Desde el punto de vista crítico, sin embargo,siempre se podría decir que la noción de arte rechaza cualquier extensión cuando la relación cuantitativa, entre el material inconsciente y la elaboración preconciente, no se mantiene dentro de determinados límites. Hay allí, en todo caso, serios problemas psicológicos.
DALI._ El arte en cualquiera de sus manifestaciones, es una fotografía de los conflictos de quienes la crean. ElSurrealismo se destaca por los objetos que nunca encontraríamos en el mundo real, pero que, en nuestros sueños pueden darse con total naturalidad. ¡Soy perfecto!

FREUD._ Tiene usted graves problemas con el egocentrismo, el narcisismo y la paranoia. Es difícil dejar de percibirlo en sus cuadros, el origen de ello esta en su infancia, en algún episodio que lo marco y moldeo su personalidadconflictiva.
DALI._ Yo soy porque deliro, y deliro porque soy. La paranoia es mi misma persona, pero dominada y exaltada a la vez por mi conciencia de ser. Mi genio reside en esta doble realidad de mi personalidad; este maridaje al más alto nivel de la inteligencia crítica y de su contrario irracional y dinámico. Derribo todas las fronteras y determino continuamente nuevas estructuras de pensar.FREUD._ ¿Qué lo marco?
DALI._ Creo que la muerte de mi hermano Salvador antes de que yo naciera. Las circunstancias de su muerte influyeron en la forma en que mis padres cuidaron de mi, proyectando dosis suplementarias de afecto que contribuyeron a forjar mi personalidad egocéntrica y extravagante; pero también que me vea a sí mismo como el fantasma del hermano muerto, familiarizándomedesde pequeño con una idea que se vera reflejada en toda mi producción artística: la muerte.
FREUD._ Entonces, usted no es Salvador Dalí, es Salvador el hermano muerto esculpido en su personalidad por sus padres.
DALI._ ¡Yo no lo conoci, es obvio!
FREUD._ No era necesario, sus padres hicieron una transferencia de sentimientos y figura en usted. ¿Cómo describe su relación._ con suspadres?
DALI._ Difícil, principalmente con mi padre. Sufrían importantes trastornos psiquiátricos; incluso se afirma que mi padre habría provocado la muerte de mi hermano por supuesta negligencia debido a una meningitis. Ellos nunca superaron la perdida.
FREUD._ Esto confirma mi tesis de que ha usted, se le trato como la reencarnación de su hermano y no un ser independiente.DALI._ Dudo que hubiese tenido mi talento, cualidades y virtudes.
FREUD._ No lo sabemos. ¿Qué recuerda de su madre?
DALI._  Era un ser con quien contaba para hacer invisibles las manchas de mi alma, era tan buena que pensaba que su bondad serviría para mí también. Me adoraba con un amor tan íntegro y tan orgulloso, que no podía equivocarse. Mi madre, en el Olimpo daliniano, es un ángel....
tracking img