¡Salvemos la creatividad!

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (721 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Mentes Maravillosas
Por Eduardo Punset

¡Salvemos la creatividad!
el cociente supuestamente intelectual pueda definir la capacidad de los profesionales. Por fortuna, las investigaciones paralelasde los científicos que estudiaban los requisitos de la capacidad de entender o comprender en humanos y primates descorrieron el velo sobre la verdadera naturaleza de esos intentos paracientíficos.Ahora resulta que lejos de definir la inteligencia como atributo exclusivo de las personas, se ha profundizado en sus rasgos básicos –flexibilidad, capacidad de representación mental y complejidad–hasta poder concluir que algunos miembros de nuestra especie no reúnen estas cualidades, mientras que sí son atributos de otros animales. A sir Ken Robinson debemos la advertencia al mundo delconocimiento de que no podía seguir renunciando al valor exorbitante de la creatividad. Pero no solo eso. Su otra gran aportación ha sido dar las claves para regenerarla en los dos ámbitos: el académico y elartístico. ¿Cuál es el secreto de esta facultad humana? Lo que el profesor Robinson llama elemento o dominio es la actividad física y mental que absorbe por entero el ánimo de quien lo practica. Lapersona absorta por su elemento encuentra en su ejercicio el sosiego, la seguridad en sí mismo y la confianza en el futuro que no le pueden dar otros. Se puede tratar de la pasión mostrada por un surfista odel apego de un médico por sus enfermos y de un ejecutivo por el porvenir de su proyecto empresarial. Ahora bien, no basta con detectar el dominio adecuado. Robinson ha apuntado otro requisitoindispensable. Resulta insuficiente acertar a la hora de elegir en función de sus propios sentimientos y no de las condiciones exteriores, de los puestos de trabajo disponibles. Hace falta también controlara ese elemento o dominio para que no le deje a uno en la estacada. Desgraciada o afortunadamente solo hay un mecanismo para garantizarlo: la práctica y el esfuerzo continuado, que a veces parece...
tracking img