Seguridad social

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3535 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Guillermo J. Jáuregui
Confiscaciones en la Ley 24.241
 
 
Hacer justicia no es solamente dar a cada uno lo suyo, sino crear desde la incertidumbre la realidad de lo equitativo. Esto asimila el juez al artista; porque la intuición de lo bello puede llegar a identificarse con la intuición de lo justo. Juan Filloy.
Inventario de las confiscaciones
Como analista de la Ley 24.241 y editorde la Revista de Jubilaciones y Pensiones mis días transcurren relevando y revelando los distintos procedimientos o criterios de los cuales son víctimas los beneficiarios del SIJP.
Esta es una tarea que la vengo realizando desde hace ya muchos años y casi se ha convertido en mi pasatiempo preferido.
Por su parte la ANSeS, siempre fecunda en discretas u ostensibles sustracciones, en todo momentocrea nuevas quitas o torcidas interpretaciones para resguardar el patrimonio previsional. Esta vieja lucha entre el estado y los abogados previsionales nos ha permitido a muchos tener trabajo abundante que, en cualquier otro país diferente al nuestro, sería impensable. Por lo tanto, seguiremos agradeciendo a quienes promueven nuestra tarea, pero también seguiremos reconociendo que lo que es buenopara nosotros no es lo mejor para el resto de los beneficiarios-víctimas.
Como un simple recordatorio de las amañadas interpretaciones de la ley 24.241 enumeramos las siguientes:
1) La negación del derecho de acrecer en la Ley 24.241: fue necesario dictar la Ley 24.733, para conceder el derecho de acrecer en aquella ley, cuando utilizando el art. 156 de la misma pudo haberse aplicadosupletoriamente la derogada 18.037;
2) La pésima reglamentación de la condición de afiliado regular que ya generó tres decretos reglamentarios y puede originar otros (ver fallo Villalobo de la Corte, RJP, TXI, 890);
3) La negativa a aplicar el art. 161 de la Ley 24.241, con el falso argumento de que es una norma transitoria, con relación al cual la Corte ya se expidió en Raschi de Sosa (RJP, TXI, 897),reconociendo su carácter permanente;
4) El criterio de que la declaración jurada del art. 38 de la Ley 24.241 debe aplicarse conforme al año de solicitud de la prestación, pese a que el mismo y su reglamentación se refieren al año del cese. Fue necesario que la CARSS en una enorme cantidad de casos rectificara este criterio, pese a lo cual en algunas UDAI lo siguen aplicando;
5) La supuestaincompatibilidad entre una pensión por la muerte de un beneficiario de la Ley 24.241 y la jubilación por edad avanzada de la Ley 18.037 (Ver Dictamen 8824/97-ANSeS-GAJ, RJP, TVII, 401);
6) La idea de que los servicios computables por compensación por exceso de edad eran servicios sin aportes y el criterio de que existe una cantidad de años mínimos con aportes en la Ley 24.241 que surge de restar a 30 laescala del art. 37 de la misma (Ver Instrucción de Trabajo de ANSeS, RJP, TVIII, 1105);
7) La negativa a reconocer las consecuencias del fallo Craviotto de la Corte y obligar a todos los beneficiarios de los regímenes especiales (Leyes 24.018, 24.016, 22.731, 22.929 y 21.540) a iniciar juicios para que se aplique la ley respectiva (Ver Caso Dibur, Dictamen 21.762/03-ANSES -GAJ, RJP, TXIII, 361);
8) Etc.
Las otras confiscaciones
Confiscaciones vinculadas a topes jubilatorios
Con relación a este tipo de confiscaciones conviene recordar que la Corte en Actis Caporale fijó el criterio conforme al cual se puede confiscar hasta el 15% del haber jubilatorio sin que ello lesione el derecho de propiedad (RJP, TIX, 587).
1) El tope de 45 años para la PBU: Una quita de un año, que exceda delos 45 para el cálculo de la PBU, solo se traduce en la disminución del 1% en la misma, pero puede ayudar a que la quita total con la PC y la PAP supere al 15%;
2) El tope de un Mopre por año para la PC : Sobre esta cuestión conviene leer el trabajo de Edgardo Waissbein en esta revista (pág. 464) y el fallo Macchi de la Cámara Federal de la Seguridad Social, Sala III, que confirmó el dictado por...
tracking img