Seis anecdotas del che

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1192 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
      |   |
  |   |
14 de octubre de 1997
6 HISTORIAS SIN IMÁGENES DE LA ÉPOCA Por Mercedes Rodríguez García |
  |   |
Entre las cinco industrias que inauguró el Comandante Ernesto Guevara en Villa Clara, está la hoy Empresa Militar Industrial (EMI) que lleva su nombre, y que anteriormente se conociera con el del luchador antifascista checo Julios Fucik. A 35 años de su creaciónpublicamos testimonios inéditos de seis de sus fundadores, todavía en activo, y que ocuparon puestos claves cuando, bajo el simple nombre de Fábrica de Herramientas, nadie podía imaginarse que, La Campana, Manicaragua, radicaba una “obra de guerra”, de donde muy pronto saldrían los pertrechos que desempeñarían un papel decisivo durante el enfrentamiento a las bandas contrarrevolucionarias que operabanen el Escambray.El año 1962 marca sus inicios. De entonces no se encontrarán referencias en ningún medio de prensa. Su carácter secreto no permitía el acceso, Ni fotos, ni reportajes de la época, a no ser aquellas imágenes y hechos que quedan en la memoria de quienes la echaron a andar.

¡CUIDADO CON EL CUATE...!(Pablo Rodríguez Romero, gerente comercial)“Trabajaba en La Habana, cuando el Chepidió a cinco obreros de los más capacitados para ir a una nueva industria. Sin saber exactamente de qué se trataba, me fui para Checoslovaquia a estudiar Construcción y Montaje; en cuatro meses aprendí todo lo que pude.“Para acá regresé como jefe de un taller. Sí, el Che venía con relativa frecuencia, sin avisar, con Aleida y uno o dos de su escolta. La primera vez yo me estaba bañando, mojado ytodo me tiré algo de ropa y salí a mostrarle las naves, aún sin montar las máquinas, que entraron al país embaladas como implementos agrícolas, de ahí el rótulo CONDE INRA. ¿Que qué significaba? El apellido del Cuate, Antonio del Conde y Pontones, el mismo que le consiguió el yate Granma a Fidel, y que fue nuestro primer director. Cuando pasamos por el lado de una de aquellas cajas, me dicesonriente: ¡Cuidado con el Cuate, no vaya a ser que se quiera llevar las máquinas cuando regrese a México!“Eso fue a principios de 1962, después vino a finales de ese mismo año, ya producíamos municiones de infantería. Entre el 63 y el 64 volvió de nuevo. En otra oportunidad lo acompaño hasta la salida; se inicia el movimiento de tierra para la construcción de la comunidad. Me tiró un brazo por encima ypreguntó mirándome fijamente: ¿Y las casas?, ya tienen esto en producción y no veo por ninguna parte dónde van a vivir. En 1965 fue cuando entregamos las primeras viviendas

.”SE PARÓ DETRÁS DE UN TORNERO(Rolando Herrera Abreu, mecánico de mantenimiento)“Llegué aquí procedente del llamado curso INPUD. No tenía ni segundo grado cuando me incorporé. Luego de un año fui seleccionado para laborar enesta fábrica.“Antes de iniciar las clases, el Che nos reunió y nos dijo más o menos estas palabras: Ustedes van a comenzar con este curso, van a comenzar a levantar el pie para ponerlo en el primer escalón, y esta escalera de ustedes es muy larga.¡Y sí que era larga, como la propia historia de esta industria donde me he superado mucho... Sí, creo que fue en su segunda visita cuando lo vi de cerca.Yo estaba en el taller 12, nadie se percató de cuando entró, ni el propio tornero detrás del cual se mantuvo unos segundos observando atentamente cómo picaba un hierro. Cuando aquel muchacho se dio cuenta, de tan nervioso que se pudo, partió el pelo de la segueta.

”NO SE CONFORMABA CON PREGUNTAR(Martín Díaz Cruz, jefe de Garantía de la Calidad)“También soy de aquel famoso curso, cuyos graduadosnutrieron las primeras industrias villaclareñas que inauguró el propio Che. Me había adiestrado como mecánico y me asignaron a la nave 11. Recuerdo que un compañero -ya fallecido- y yo, estábamos ajustando una máquina cuando lo vimos entrar y pararse al lado de una operadora. Se la ‘comió’ a preguntas y después metió la mano en la tambora. Luego, la siguió interrogando. ¿Que cómo yo veía...
tracking img