Seminario 11 lacan

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1335 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El inconsciente freudiano y el nuestro.
En este primer tema se aborda la esencia del análisis, especialmente lo que tiene en sí lo profundamente problemático, y al mismo tiempo rector, la función del análisis didáctico, primeramente tomando en cuenta la relevancia del inconsciente en psicoanálisis y en nuestra vida diaria.
Antes de toda experiencia, antes de toda deducción individual, inclusoantes de que se inscriban en él las experiencias colectivas que sean, pueden referirse a las necesidades sociales, algo organiza ese campo o inscribe en él las líneas de fuerza iniciales. Desde antes de que se establezcan relaciones propiamente humanas ya están determinadas ciertas relaciones. Estas están presas en todo lo que la naturaleza puede ofrecer como soportes dispuestos en temas deoposición. La naturaleza proporciona significantes, y estos organizan de un modo inaugural las relaciones humanas, proporcionan sus estructuras, y las modelan.
No basta, con decir que el inconsciente es un concepto, puesto que de ese modo se sustituye por un orden de misterio más corriente, un misterio particular; la fuerza sirve en general para designar un lugar de opacidad. En este punto esimportante traer a flote la causa.
Cada vez que hablamos de causa, siempre hay algo anticonceptual, indefinido; es decir que entre la causa y el efecto siempre se encuentra el inconsciente Freudiano, pues el inconsciente nos muestra la hiancia por donde la neurosis se conecta con algo real, real que muy bien puede no estar determinado.
El inconsciente freudiano no tiene nada que ver con las formasllamadas del inconsciente que le han precedido., acompañado, que incluso todavía le rodean, Freud enumera ocho o diez formas de inconsciente que no enseñan nada a nadie, que designan simplemente lo no-consciente, lo más o menos consciente, y que en el campo de las elaboraciones psicológicas hallamos mil variantes suplementarias.

A todos estos inconscientes siempre más o menos afiliados a unavoluntad oscura considerada como primordial, a algo anterior a la conciencia, Freud opone la revelación de que al nivel del inconsciente hay algo en todos los aspectos homólogo a lo que ocurre al nivel del sujeto; ello habla y ello funciona de una manera tan elaborada como al nivel de lo consciente, que pierde así lo que parecía su privilegio.
Así, el inconsciente se manifiesta siempre como lo quevacila en un corte del sujeto -del que resurge un hallazgo, que Freud asimila al deseo- deseo que situaremos provisionalmente en la metonimia desnuda del discurso en juego en el que el sujeto se sorprende en algún punto inesperado.

De la red de significantes.
Regresando al concepto anterior, el inconsciente, puede decirse que su verdadera función es estar en relación profunda, inicial, inaugural,con la función del concepto de Unbegriff - o Begriff del Un original, o sea el corte. Vinculé profundamente este corte con la función como tal del sujeto, del sujeto en su relación constituyente con el significante mismo.
Cuando Freud comprende que debe encontrar en el campo de los sueños la confirmación de lo que le había enseñado su experiencia de la histérica, y empieza a seguir adelante conuna osadía sin precedentes, ¿qué nos dice entonces del inconsciente? Afirma que está constituido esencialmente, no por lo que la consciencia puede evocar, explicitar, detectar, sacar de lo subliminal, sino por aquello qué por esencia le es negado a la consciencia. ¿Y qué nombre le da Freud a esto? El mismo que le da Descartes a lo que antes fue llamado su punto de apoyo: Gedanken, pensamientos.Hay pensamientos en ese campo de la consciencia, y no hay modo alguno de representar esos pensamientos que no sea mediante la misma homología de determinación en que el sujeto del yo pienso se encuentra respecto a la articulación yo dudo. Descartes aprehende su yo pienso en la enunciación del yo dudo, no en su enunciado, el cual aún acarrea todo ese saber que ha de ponerse en duda.

Freud...
tracking img