Ser o no ser infante en la posmodernidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2391 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ser o no ser infante en la posmodernidad
En la sociedad actual, llamada posmoderna por diversos autores que son aquí relevados, la infancia se reconfigura - incluso, más radicalmente, se pone en duda su existencia -. En el camino hacia esos puntos de fuga que se describen desde distintas categorías, se van encontrando matices varios, posibilidades infinitas de “ser o no ser infante”.
Estetrabajo interpela estos supuestos, y se propone relevar la construcción histórica del concepto infancia, para centrarse en las reconfiguraciones posmodernas del mismo, intentando dar cuenta del modo particular en que éstas construyen infinitas individualidades que confluyen en un dispositivo escolar anquilosado en pilares edificados varios siglos atrás.
Introducción
La infancia, tal como es relevadoen diversas investigaciones, es una construcción histórica de la modernidad, un lugar no establecido naturalmente sino cargado de sentidos por el discurso pedagógico.
Fue y es, precisamente, el discurso pedagógico el que le diseñó a la infancia un espacio – espacio definido como de encierro en términos foucaultianos - donde permanecer hasta la adultez. Un lugar donde el ser alumno, aun en esaadultez, consciente el ser infantilizado: la escuela.
Desde esta mirada, la institución escolar supone y demanda – sin que ello haya sido cuestionado durante siglos - masas homogéneas de niños capaces de ser distribuidos, de acuerdo a su edad y a los conocimientos alcanzados, en un espacio diseñado para modelarlos y constituirlos en sujetos dóciles.
Estos supuesto duros que hacen del dispositivoescolar su “razón de ser”, sin embargo, comienzan a perder legitimidad en nuestros días.
En la sociedad actual, llamada posmoderna por diversos autores que serán aquí someramente relevados, la infancia se reconfigura - aunque también, más radicalmente, se pone en duda su existencia -. Y en el camino hacia esos puntos de fuga que se han dado en denominar como infancias hiperrealizadas ydesrealizadas[1], se van encontrando matices varios, posibilidades infinitas de “ser o no ser infante”.
Es por ello que resulta pertinente, a los fines del trabajo que aquí se propone, interpelar estos supuestos, relevar la construcción histórica del concepto infancia, para centrarse luego en las reconfiguraciones posmodernas del mismo, intentando dar cuenta del modo particular en que estas construyeninfinitas individualidades que confluyen en un dispositivo escolar anquilosado en pilares edificados varios siglos atrás.
La infancia, una construcción histórica de la modernidad
Rousseau, en el siglo XVIII, describía por primera vez al niño no ya como a un “hombre en pequeño”, sino como quien tiene formas de ver, pensar, sentir que le son propias, absurdas de ser sustituidas por las de los adultos.En el Emilio, el alma infantil es residencia de ingenuidad e inconciencia, “carencias de las que no se deben predicar perjuicios sino sobre las que es menester seguir el natural sendero hacia la adultez”[2].
La construcción de un sentimiento particular hacia el niño en su condición de infante ha sido larga y gradual. Durante mucho tiempo una vestimenta o juegos destinados particularmente a losniños fueron algo no pensado por la sociedad. Tal como afirman los clásicos estudios de Ariès, recién a mediados del siglo XVII comenzó a operar otro tipo de sensibilidad hacia la infancia, denominado por él sentimiento bifronte: de un lado, solicitud y ternura, y del otro, también solicitud pero con severidad; en otras palabras, la educación[3]. Este sentimiento, que supo tener más peso en algunosmomentos en la ternura, en otros en la severidad, llega a nuestros días, como se dará cuenta en sucesivos apartados, con nuevos matices. Comprender las variaciones a lo largo de esta dimensión es, entonces, esencial para comprender el sentido histórico de “lo infantil”.
La escuela como institución de encierro de la infancia
El individuo no deja de pasar de un espacio cerrado a otro, cada uno...
tracking img