Siglo xvii

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1636 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Corría el siglo XVI y gobernaba en Santiago don Pedro de Villagra.
La ciudad limitaba al poniente con la chacra del Capitán don diego García de Cáceres, considerado por los suyos como un ilustre vecino que había viajado junto a don Pedro de Valdivia, sirviendo al Rey en la pacificación y poblamiento del país. La repartición de indios y de terrenos cultivables eran las pagas inmediatas querecibían los Conquistadores, por lo que hubo más de alguno que se posesionó de terrenos ajenos, por no estimarse bien remunerados, como le sucedió a don García de Cáceres. En el pleito que tuvo con el cabildo en el año 1553 se le comprobó haber invadido los límites de la ciudad, ciudad, por loque se lee le notifica devolver los terrenos que indebidamente poseía.

Con el tiempo, en el lugar se formó unaavenida de media Cuadra de ancho, que luego fue conocida como la cañada de García de Cáceres, actualmente como avenida Brasil. Esta comenzaba en el río Mapocho y seguía hacia el sur.
Un poco inclinada con respecto a las demás calles. Las casas de la chacra se situaban entre las actuales calles de la Catedral y de la Compañía, las que con el correr de los siglos comenzarían a dar vida a lo quehoy se conoce como santiago poniente.
Durante diferentes periodos de la historia esta antigua avenida se conoció con diferentes nombres, como Cañada de Cáceres, Cañada de Saravia y también como Calle de la Acequia de Negrete.
Su actual nombre de Avenida Brasil nace en el 1900, junto con la construcción de una plaza que la Municipalidad de Santiago ordenó levantar, demoliendo los e una plaza que laMunicipalidad de Santiago ordenó levantar, demoliendo los antiguos edificios adquiridos en el sector. Las obras fueron encargadas a un ingeniero de apellido Wielanat, formándose una comisión, integrada por don Ramapellido Wielanat, formándose una comisión, integrada por don Ramón Eyzaguirre, Manuel Fuenzalida y don Eugenio Ossa, los que dieron vida a la obra. La plaza fue inaugurada el 20 deenero de 1902 y bautizada como PLAZA BRASIL en honor a los lazos de unión, amistad y confraternidad existentes con el pueblo de la república hermana.

Cuenta la historia que en la mañana de ese día, desde la elipsis del Parque O`higgins, como desde el Cerro Santa Lucía se dispararon salvas de 21 cañonazos, anunciando a la ciudadanía su inauguración. Se realizaron bailes, se instalaron ventaspopulares y hubo desfiles de bengalas y antorchas que enfilaron por la noche rumbo a la plaza de
armas, donde se leyeron proclamas alusivas a la ocasión.
Con el pasar de los años, las familias más pudientes de la sociedad comenzaron a levantar en el lugar sus residencias familiares, lo que convirtió al sector en uno de los más elegantes de comienzos del siglo XX, en tanto, en los alrededores de laPlaza Brasil señoritas de elegantes vestidos y caballeros encopetados y de fino traje hacian gala de sus condiciones, entrelazando miradas coquetas y conversaciones acerca del quehacer de la época.
Luego de varias décadas de esplendor, la aristocracia comenzó a emigrar al sector oriente de la capital en busca de nuevos aires, lo que dejó al barrio sumido en un profundo sueño. Las grandes y ostentosascasonas señoriales comenzaron a deteriorarse, producto de lo costoso que significaba mantenerlas en buen estado. Muchas de ellas Fueron arrarrendadas por habitación y las conmenos suerte hoy son sólo un recuerdo, convertido en sitio eriazo.

Por suerte no todo estaba perdido. A comienzo de los años 90 mucha gente, atraída por la historia del sector, así como por su tranquilidad y bellezasarquitectónicas, comenzó a repoblar el lugar, primero tímidamente, pero luego con más fuerza, lo a que ha permitido recuperar en parte ese viejo esplendor que posee cada uno de los rincones de este antiguo e importante lugar de nuestra ciudad.
Actualmente el Barrio Brasil luce aires de renovación. se ha logrado restaurar parte de su patrimonio, gracias a la acción de algunos particulares románticos...
tracking img