Simon rodriguez y la importancia de los niños, niñas y adolescentes como ciudadanos de la republica.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1171 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
SIMON RODRIGUEZ Y LA IMPORTANCIA DE LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES
COMO CIUDADANOS DE LA REPUBLICA.
José Escalona (*)
Muchas personas opinan actualmente que los problemas de la educación y crianza de la niñez y adolescencia se deben a la Ley Orgánica de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes (LOPNNA), debido a que esta ley prohíbe la corrección, crianza y educación haciendo uso de métodosviolentos que puedan significar maltrato físico, psicológico o moral (correa o palmetazo, regaños ofensivos, insultos, amenazas, etc.), que privan a los padres, educadores y adultos en general de los tradicionales y antiguos métodos de corrección y crianza basados en el uso de la violencia indiscriminada, fundamentados en costumbres y hábitos sociales que fueron bien vistos y aceptados durantemiles de años, hasta que fueron abolidos por la Convención Internacional de los Derechos del Niño aprobada por las Naciones Unidas el 26 de enero de 1990 y puesta en vigencia en Venezuela a partir de la promulgación de la primera LOPNA el 2 de octubre de 1998.
Esta nueva ley, reformada en fecha 10 de diciembre de 2007, establece en su artículo 32-A el Derecho al Buen Trato, ordenando que se debenaplicar métodos no violentos en la crianza y educación, y en su lugar se debe aplicar el amor, afecto, comprensión mutua, respeto recíproco y tolerancia, como base para su formación en la más temprana edad y que además esta actuación sirva como modelo y ejemplo para su propia actuación como ciudadanos de la República en su edad adulta.
Esto significa que estamos poniendo las esperanzas de lafutura sociedad racional y pacífica en las manos de la actual niñez y adolescencia, como una nueva forma de actuación frente a los demás, lo que los propios ciudadanos adultos actuales nos resistimos a comprender y aplicar en nuestras relaciones diarias, persistiendo en gran medida la aplicación de los antiguos métodos violentos e irracionales.
Ahora bien, pareciera que fue la LOPNNA la que trajo aVenezuela el debate acerca de esta nueva forma de crianza y educación basada en métodos no violentos, y no hay nada más lejos de la verdad, pues ya en los albores del siglo XIX después de la guerra de independencia, Don Simón Rodríguez el gran Maestro del Libertador y filósofo caraqueño, abrió dicho debate al exponer sus ideas para la fundación de las Repúblicas en la América española expresando:“Enseñen a los niños a ser preguntones! Para que pidiendo el porqué, de lo que se les mande hacer, se acostumbren a obedecer (…) a la razón, no a la autoridad, como los limitados, ni a la costumbre, como los estúpidos”

Aquí se vislumbra claramente un nuevo enfoque que se opone a la obediencia irracional y ciega a la que se sometía a los niños de la época como algo normal, argumentando claramenteque ese trato los convierte en limitados y estúpidos.
Por otro lado también alega nuestro Samuel Robinson que “es menester ser muy severos con los niños – es menester cultivar su razón, haciéndoles aplicar su raciocinio a los asuntos sociales de su edad” , verificándose que exigía severidad en el uso de la razón, no de algún otro método basado en la violencia o la autoridad, postulando ademásque “sólo la educación impone obligaciones a la voluntad, estas obligaciones son las que llamamos hábitos, y la ignorancia de los principios sociales, es la causa de todos los males que el hombre se hace y hace a otros” . Entonces yo puedo concluir con Robinson que son los malos hábitos y la ignorancia la causante de los males ¡no la LOPNNA! Y propone de seguidas que
“En el sistema Republicano laautoridad se forma en la educación porque educar es crear voluntades, se desarrolla en las costumbres, que son efectos necesarios de la educación, y vuelve a la educación, por la tendencia de los efectos a reproducirse, la autoridad”.

En una época en que imperaban el látigo y toda clase de castigos físicos como métodos de ejercicio de la autoridad, Simón Rodríguez apeló a la autoridad...
tracking img