Sin ti

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4636 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Aunque deseaba compartir la danza, Mayne no se permitió interrumpir tanta belleza. El perfectamente
torneado cuerpo de ella se meneaba infantilmente, pacíficamente, lentamente rindiéndose al ritmo. Su
inocencia era encantadora, su hermosura arrebatadora. Mayne supo que ella se enojaría con él por
espiarla, mirándola sin permiso, pero el voyeur adolescente que habitaba en su cuerpo de adulto loanimaba y descartaba las consecuencias. Además, era un espectáculo sólo para sus ojos. Los ojos de
ella brillaban, recordándole el océano, vasto de belleza y misterio. Una leve brisa bailaba entre su
melena de leona. Un vestido largo semi-transparente cubría su tonificado cuerpo y una leve capa de
sudor la hacía brillar. Se veía demasiado hermosa para ser real. Durante ese medio segundo deeuforia
visual, Mayne admitió que ella era la única mujer a quien había amado de verdad. Los ojos de ella
temblaron. “Debe haberme escuchado” pensó, mientras ella volteaba hacia él. No quería arruinar la
belleza, sólo disfrutarla. Los gruesos labios de ella sonrieron amigablemente. Luego la canción comenzó
a aumentar su volumen.
Una aguda punzada de pánico lo atravesó cuando se dio cuenta cuálde todas sus canciones
era. Un sudor frío exudó de sus poros y el terror lo consumió. Su visión se volvía turbulenta mientras la
realidad se distorsionaba. Respirar se le hizo más difícil, complicado. La desesperación atacó y retorció
cada músculo de su delgado cuerpo. Peor que el dolor era el miedo que experimentaba. La insuperable
ansiedad lo agobiaba enteramente mientras se acercaba alequipo. Todo perdió su textura natural; las
2
paredes, el piso, el aire... se volvieron surreales. Entre más ruidosa era la música, más difícil era
para él moverse. Tenía que quitar el CD pero sus pies se sentían como enormes bloques de concreto.
No se podía mover lo suficientemente rápido. Ella ya había puesto el cañón de la pistola contra su sien.
¡¡BANG!!
Mayne se despertó cubierto en sudor.Un callado grito aún se ahogaba en su garganta. Las
últimas seis horas las había pasado en un coma autoinducido de drogas y alcohol con el que buscaba
dormir. Dormir, un extraño lujo ahora imposible de lograr sin asistencia alguna. Y no importaba si
dormía seis horas o seis minutos, la pesadilla siempre se las arreglaba para entrometerse. Ninguna
píldora para dormir o antidepresivo alguno lopodía evitar. Él había escrito esa canción y ahora estaba
eternamente condenado por ella. Con manos trémulas enjuagó el sudor de su frente y limpió sus dedos
en las sábanas de satín. Su reloj de oro y las pulseras tintinearon. Girando sobre su costado dirigió su
mirada al reloj digital sobre la mesita de noche que tenía un refrigerador empotrado. Sobre el reloj había
un paquete medio desocupadode Marlboros. Al ver los números verdes estos no le devolvieron
significado alguno. En realidad no importaba qué hora era, pues su tiempo era el dinero de otros. Al
lado del reloj había algo mucho más importante que el dinero o el tiempo. Se sentó lentamente. Ojos
abrumados repasaron la mesa de mármol, buscando cualquier rezago del precioso polvo marrón.
Encontró fósforos quemados,cigarrillos doblados, cápsulas vacías, pero nada de droga. No importaba.
Siempre podía hacer que le trajeran más. Sentándose en el borde de la cama, Mayne se inclinó y abrió
la puerta del refrigerador de la mesita de noche. Dentro había varias Budweisers, soda, y una botella
helada de Dom Perignon. Sacó una lata de cerveza y despachó la mitad de un solo trago. Hacía esto
cada mañana. Instantáneamente suadolorida cabeza se empezó a sentir mejor. Aunque no estaba
dispuesto a admitirlo, había llegado el momento de volver a la vida. Sabía que debía ir al estudio pronto,
pero no tenía ganas de hacerlo. Además, las grabaciones de su último álbum “Alone” habían acabado
hacía un mes. El álbum ya estaba en las etapas finales de mezclado. Si a Mayne le gustaba lo que
escuchaba, lo aprobaría y el...
tracking img