sodio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1561 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de marzo de 2014
Leer documento completo
Vista previa del texto
El sodio es un elemento
importante para el
mantenimiento del
equilibrio hídrico del
organismo, es esencial
para el funcionamiento de
los nervios y los músculos
y para controlar la acidez
de la digestión.

Jun­to con el cal­cio, el so­dio es
res­pon­sa­ble de la trans­mi­sión de
los im­pul­sos eléc­tri­cos en las cé­lu­las
ner­vio­sas y en los mús­cu­los, y es
in­dis­pen­sa­ble pa­rala for­ma­ción de
pro­teí­nas y de cé­lu­las nue­vas.

Re­la­ción del ex­ce­so de so­dio
con la sa­lud
El ex­ce­so de clo­ru­ro de so­dio (sal)
au­men­ta la can­ti­dad de agua fue­ra
de la cé­lu­la, lo que pro­vo­ca re­ten­
ción de lí­qui­do (ede­ma) y au­men­ta
la pre­sión de la san­gre (hi­per­ten­sión
ar­te­rial).

GUIAS ALIMENTARIAS PARA LA EDUCACION NUTRICIONAL EN COSTA RICA Mar­ga­ri­ta Cla­ra­munt Ga­rro

Sodio

Sodio

Hay evi­den­cias de que una ali­
men­ta­ción ba­ja en so­dio re­du­ce la
pre­sión ar­te­rial en mu­chas per­so­nas
hi­per­ten­sas y dis­mi­nu­ye la ne­ce­si­
dad de me­di­ca­men­tos an­ti­hi­per­ten­
si­vos.
Du­ran­te los úl­ti­mos años, se ha
plan­tea­do una po­si­ble aso­cia­ción

en­tre el con­su­mo al­to de so­dio y el
cán­cergás­tri­co.

Fuen­tes ali­men­ta­rias
En ge­ne­ral, ca­si to­dos los ali­men­
tos na­tu­ra­les con­tie­nen so­dio en
can­ti­da­des va­ria­bles, se­gún el ti­po

de ali­men­to. El con­te­ni­do de so­dio
es al­to en el pan, que­so, al­me­jas,
ger­men de tri­go, ga­lle­tas, gra­nos
en­te­ros y pro­duc­tos in­dus­tria­li­za­dos
co­mo so­pas des­hi­dra­ta­das, con­so­
més, cu­bi­tos, sal­sas yre­la­ti­va­men­te
al­to en la za­na­ho­ria, co­li­flor, apio,
hue­vos, le­che, es­pi­na­cas, ave­na y
rá­ba­nos. Sin em­bar­go, la prin­ci­pal
fuen­te de so­dio es la sal o clo­ru­ro de
so­dio, uti­li­za­da pa­ra co­ci­nar y sa­zo­
nar los ali­men­tos.
La ma­yor par­te de so­dio que con­
tie­nen los ali­men­tos in­dus­tria­li­za­dos
se ha agre­ga­do du­ran­te su pro­ce­sa­
mien­to ocon­ser­va­ción.
Ade­más de la sal, en el tra­ta­
mien­to in­dus­trial de los ali­men­tos
se em­plean otros com­pues­tos só­di­
cos, co­mo el fos­fa­to di­só­di­co en los
ce­rea­les ins­tan­tá­neos, el glu­ta­ma­to
mo­no­só­di­co pa­ra me­jo­rar el sa­bor
de una gran can­ti­dad de ali­men­tos
pro­ce­sa­dos, el ben­zoa­to de so­dio
co­mo pre­ser­van­te en ja­leas, sal­sas
y ade­re­zos, y elpro­pia­na­to de so­dio
pa­ra blan­quear cier­tos fru­tos an­tes
de ser tra­ta­dos con co­lo­ran­tes.

Ne­ce­si­da­des de so­dio
Apro­xi­ma­da­men­te el 95% del
so­dio se pier­de por la ori­na. Tam­
bién se pier­de por el su­dor.
Cuan­do hay pér­di­das ex­ce­si­vas
de su­dor co­mo con­se­cuen­cia del ejer­
ci­cio pe­sa­do, del ca­lor am­bien­tal o
de la fie­bre al­ta, de­be re­po­ner­secon
agua su­ple­men­ta­da con sal.
La ne­ce­si­dad de clo­ru­ro de so­dio
va­ría des­de dos has­ta sie­te gra­mos
por día pa­ra per­so­nas que rea­li­zan
tra­ba­jos pe­sa­dos en con­di­cio­nes

ca­lu­ro­sas. Por ello, la Or­ga­ni­za­ción
Mun­dial de la Sa­lud (OMS) re­co­mien­
da cin­co gra­mos dia­rios de con­su­mo
de sal, pa­ra adul­tos sin an­te­ce­den­
tes de hi­per­ten­siónar­te­rial, lo cual
co­rres­pon­de a una cu­cha­ra­di­ta de
sal por día por per­so­na, dis­tri­bui­da
en la pre­pa­ra­ción de to­das las co­mi­
das.

En Cos­ta Ri­ca se des­co­no­ce el
con­su­mo real de so­dio de la po­bla­
ción, pe­ro al­gu­nos es­tu­dios so­bre
el con­su­mo de ali­men­tos fuen­te de
es­te mi­ne­ral su­gie­ren un con­su­mo
ele­va­do.
La En­cues­ta Na­cio­nal so­bre Con­
su­mode Sal Do­més­ti­ca en el Ho­gar
rea­li­za­da en 1984, in­di­có que el con­
su­mo pro­me­dio de clo­ru­ro de so­dio
era de 10,6 gra­mos por día por per­so­
na. En las áreas ru­ra­les, el con­su­mo
fue de 13,5 gra­mos por per­so­na.
Ese mis­mo es­tu­dio tam­bién
de­ter­mi­nó que al­gu­nos de los ali­
men­tos que apor­tan can­ti­da­des sig­
ni­fi­ca­ti­vas de es­te mi­ne­ral en la...
tracking img