Soledad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3871 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Soledad
Prescindamos de la muy prolija comparación de la vida solitaria con la activa. En cuanto a la elevada frase que encubre la ambición y la avaricia, y que reza: "No hemos nacido para nosotros mismos, sino para los demás", miremos resueltamente a algunos de los que están en la danza y veamos si, por el contrario, los oficios, cargos y demás agitaciones del mundo no se buscan más bien porprovecho particular. Los malos medios que hoy se usan para medrar muestran bien que el fin no es respetable. Vayamos, pues, a la ambición. Ella es la que nos hace amar la soledad, pues ¿qué rehúye tanto como a la sociedad? ¿Qué busca tanto como sus fracasos los dioses? En todas las cosas puede hallarse bien y mal. No obstante, si aciertan Vías diciendo que "Lo peor es lo que más abunda", y laSanta Escritura afirmando que "Entre mil no se halla uno bueno"
Escasos son los buenos; difícilmente se hallarían tantos como las puertas de Tebas o las bocas del Nilo.
El contagio, estando entre la multitud, es por demás peligroso. Menester es, si se vive entre la gente, odiar a los viciosos o imitarlos. Ambas cosas son arriesgadas: imitarlos, por lo muy viciosos que son, y odiarlos, porque todosno son iguales. Los mercaderes que se embarcan hacen bien en procurar que sus compañeros de viaje no sean disolutos, blasfemos y malvados, y no yerran juzgando aciaga semejante sociedad. Vías dijo jocosamente, cuando, en un gran peligro y temporal, quienes iban con él impetraron ayuda a los dioses: "Callad, no vaya a ser que se sepa en el cielo qué vais aquí conmigo". Alburquerque, virrey deManuel de Portugal en la India, hallándose en el mar en un extremo peligroso, puso sobre sus hombros a un muchachito para que, en el riesgo, le sirviese la inocencia del rapaz para salvaguardia y recomendación ante el favor divino. El sabio puede vivir contento, e incluso solo, aun si está en la turbamulta de un palacio; mas si ha de elegir huirá, como la doctrina aconseja, hasta de ver palacio alguno.No sólo debe deshacerse de los vicios, sino rechazar los de otros. Corondas castigaba como malos a los que frecuentaban malas compañías. Nada haya la vez tan disociable y tan sociable como el hombre, y de ello lo primero se debe a vicios y lo otro a la naturaleza. No creo que Entísatenos acertara contestando así a quien le reprochaba su trato con los perversos: "Los médicos viven bien entre losenfermos". Verdad es que los médicos sirven para la salud de los dolientes, pero ellos se perjudican con el contagio, vista continua y práctica de las enfermedades.
Yo creo que el fin de todos es vivir descansadamente y a gusto, pero entiendo que no siempre buscamos bien el camino. A menudo se piensa haber abandonado los negocios cuando no se ha hecho más que cambiarlos, porque no hay a vecesmenos tormento en el gobierno de una familia que en el de un Estado entero. No por ser las ocupaciones domésticas menos importantes dejan de ser igualmente importunas. Y por ende, con deshacernos de la Corte y sus tratos no nos deshacemos de las principales torturas de nuestra vida.
La razón y la prudencia y no esos bellos lugares,
Que los mares dominan, son los que curan nuestro disgusto.
Laambición, la avaricia, la irresolución, el miedo y las concupiscencias no nos abandonan porque cambiemos de país:
A nuestra grupa cabalga nuestro pesar.
En efecto: esos males nos siguen con frecuencia incluso hasta el claustro y las escuelas de filosofía; y ni desiertos, ni cavadas rocas, ni ayunos nos libran de ellos.
Queda el dardo mortal prendido al flanco.
Dijese a Sócrates que ciertapersona no se había enmendado en un viaje que hiciera. "Lo creo -repuso el filósofo -. ¿Acaso no se había llevado a sí mismo consigo?"
¿Por qué buscar ajenas tierras caldeadas por otro sol? ¿Basta exilarse de la patria para huir de uno mismo?
Si primero no se descarga el alma del peso que la oprime, el traslado no hará más que empeorar las molestias que el peso causa, de igual modo que en un barco...
tracking img