Sosa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1007 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 13 de octubre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Sí nos pega
Ante el evidente impacto de la crisis financiera de EU, México, vía el plan de infraestructura del gobierno federal, tiene la oportunidad de atender sectores descuidados como el campo



+A
A
-A

• Compartir[+]
o Digg
o Del.icio.us
o Menéame
o Yahoo
o Technorati
o Facebook
o ¿Qué es esto?




SERGIO O. SALDAÑAZORRILLA
EL UNIVERSAL
MÉXICO, DF VIERNES 17 DE OCTUBRE DE 2008

De no coordinarse la acción gubernamental con una red social efectiva en el campo mexicano, el sector agrícola será severamente afectado por la actual crisis económica mundial. Los tres impactos iníciales de esta crisis en México pueden resumirse en: 1) la caída de las exportaciones mexicanas —y en los empleos que ellas generan—;2) disminución de las remesas de migrantes mexicanos enviadas a regiones pobres del país —y el inminente retorno de connacionales—; y 3) drásticas caídas en los flujos de inversiones extranjeras a México.
Ante ese choque externo, la efectividad de la política monetaria es demasiado reducida, por lo que la política económica mexicana está, acertadamente, concentrándose en la política fiscal pormedio del gasto público. Con el objeto de estimular el mercado interno, el gasto público se está orientando a la creación de infraestructura.
Para el periodo 2007-2012, el gasto en infraestructura propuesto por el Ejecutivo federal en el Programa Nacional de Infraestructura se situará en cerca del (histórico) 5% del PIB. Sin embargo, la distribución de ese gasto es aún controversial. La mitad secentrará en infraestructura petrolera —reforzando así los argumentos de que el gobierno federal sí tiene los recursos para invertir en el sector.
Un 15% adicional se destinará a electricidad, con lo que, a solas, el sector energético concentrará dos tercios del gasto total en infraestructura. Mientras el sector carretero recibirá 11%, al ferroviario se destina menos de 2%: demasiado elevado esteprimero si consideramos que el transporte por tren es 30% más barato que el carretero para el transporte de carga, reproduciéndose así una estructura de baja competitividad —y altas emisiones de gases efecto invernadero.
Al sector agrícola sólo se le asignará 1% de ese gasto, asignación que parece no guardar proporción con la naturaleza de esta crisis si consideramos que: 1) aunque el sectoragrícola en México contribuye con tan sólo 4% del PIB nacional, este sector da sustento a más de la cuarta parte de la población nacional; 2) la mayor parte de la emigración mexicana proviene de zonas rurales, en las cuales están teniendo lugar la mayor parte de las repatriaciones y las caídas en la recepción de remesas; 3) las tasas de pobreza rural son más del doble que en las zonas urbanas, y 4) laeconomía urbana no tiene —y, muy probablemente, por muchos años tampoco la tendrá— la capacidad para absorber mano de obra adicional.
Además, el actual cambio climático global está presionando cada día más al sector agrícola, ante lo cual la acción gubernamental sigue siendo insuficiente. Por sus altos niveles de agricultura de temporal, este sector también es altamente vulnerable a las cadavez más recurrentes sequías: más de 80% del área cultivada no tiene acceso a infraestructura de irrigación —la inversión para expandir distritos de riego se detuvo hace más de 20 años.
Por la insuficiente infraestructura de control de cauces de agua, este sector también tiene pérdidas multimillonarias por inundaciones y deslizamientos de tierra. Así, la mayor parte de los crecientes desastresclimatológicos de las últimas tres décadas están dañando cada vez más severamente al sector agrícola.
A pesar de ello, las obras de prevención de desastres son escasas y la cobertura del seguro agrícola es ahora de menos de la mitad que hace dos décadas. Todo esto junto nos ayuda a entender el porqué del crecimiento negativo del PIB per cápita del sector agrícola de 2005 a la fecha.
Gobierno y...
tracking img