Teoría consensual de la verdad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4487 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA TEORÍA CONSENSUAL DE LA VERDAD EN J. HABERMAS

Prof. Graciano González Arnaiz Dpto de Filosofía Moral Facultad de Filosofía UCM 1.- CONTEXTO DE JUSTIFICACIÓN PROPUESTA Y SENTIDO DE LA

De entre los grandes problemas que están planteados en el momento actual, el conflicto entre el sistema científico-tecnológico y el sistema ético es uno de los que más descuella. Y, curiosamente, mientraslas cuestiones científico-tecnológicas se confirman como plataforma de conocimientos ciertos y seguros, las cuestiones relativas a la ética padecen de la irremediable (sic) enfermedad del relativismo. Así, mientras las decisiones éticas parecen hijas de las preferencias personales o resultado de la imposición de los más fuertes; las decisiones científicas aparecen avaladas por la ‘altura’ de lasdecisiones racionales bien fundadas y con validez universal. En esta situación de desequilibrio, mientras la ética no tiene, ni puede tener, fundamento ‘racional’, la tecnociencia lo tiene, y bien seguro, por cierto. Esta percepción tiene una consecuencia inmediata; a saber: que tiene que ser la tecnociencia la que termine por resolver los dilemas o los conflictos éticos. Máxime cuando la ciencia esla piedra angular en la que se sostiene una sociedad unificada y globalizada que exige, por tanto, una responsabilidad de ámbito mundial para dar cuenta de la incidencia de sus propias acciones. Es más, por primera vez en la historia de la humanidad, el hombre está situado ante el desafío de una responsabilidad universal, en el sentido estricto del término, en la medida en que los desafíos de latecnociencia son de tal envergadura que conllevan una responsabilidad por el planeta, como un todo. La pregunta que es preciso hacerse, llegado este punto, es si la tecnociencia tiene recursos por ella misma para salir al paso de este desafío o si no tendrá que recurrir a otros referentes para tratar de paliarles Y es en este punto en el que encontramos algunas lagunas que queremos señalar: a.- Enprimer lugar, el criterio de eficacia operativa que utiliza la ciencia, no cabe ser utilizado sin más en la mayor parte de los conflictos éticos en la misma medida en que dichos conflictos se suelen plantear en contextos cooperativos y no en acciones meramente instrumentales. Pues aún considerando importante, en las susodichas situaciones, la cuestión técnica, lo es, pero al lado – y de maneraconjunta – de otras posibles consideraciones a cuya luz tratar de dirimir los antedichos conflictos. Es más, el peso de la consideración científico-técnica en la resolución ética va a depender de su valoración en el ‘interior’ de una escala de valores promovida a tal efecto. b.- En segundo lugar, la tecnociencia, que crea las enormes posibilidades en las que hoy nos movemos, no está en condiciones deemitir un ‘juicio final’ sobre las consecuencias futuras de sus propias acciones, por cuanto el juicio sobre el índice de las posibles consecuencias a soportar, o sobre el riesgo asumible, depende de unas opciones

1

que descansan en valores, criterios, principios... cuyo referente ha de ser un juicio moral. En ambas situaciones, el recurso al ‘juicio moral’ es inevitable. Pero con ello nohemos hecho sino meternos en otro problema, a saber: el de la necesidad de plantear una ética racionalmente fundada, con alcance universal, como alternativa a una situación de globalización económica, cuyo hilo conductor es el desarrollo de la tecnociencia. Pues, en un mundo así descrito, ninguna moral perteneciente a un grupo concreto puede aspirar a ‘dar cuenta’ de un juicio definitivo, en ordena regular estas cuestiones de una amplitud extraordinaria. Tal vez esa ésta, la situación que urge la organización – dar cuenta – de una ética de la responsabilidad solidaria capaz de orientar – de manera racional – una praxis colectiva con sentido humano y humanizador.

2.- LA PERSPECTIVA DE UNA TEORÍA ÉTICA DEL CONSENSO EN HABERMAS En realidad, toda la filosofía habermasiana nace de este...
tracking img