Teoria de la imitacion

Gabriel Tarde y Nosotros
Ernesto Hernández B. Agosto­septiembre de 2004 a los niños

Nota biográfica de Jean­Gabriel Tarde
Jean­Gabriel Tarde nació en Sarlat (Dordogne), Francia, el 12 de marzo de 1843. A la edad de 7 años muere su padre y Gabriel permanece junto a su madre hasta que ella muere en 1891. Estudia con   los   jesuitas   y   en   1860   obtiene   su   bachillerato   en  letras   y   en   ciencias.   Inicia   estudios   de matemáticas en la escuela politécnica pero en 1862 los abandona para iniciar estudios de Derecho. En estos años lee y estudia la obra de Cournot, Leibniz, Hegel, Maine de Biran. En 1867 regresa a Sarlat   como   secretario   del   juez   y   en   1869   es   nombrado   juez   suplente.   En   1873   es   nombradosustituto del procurador de la República en Ruffec, en 1875 lo nombran juez de instrucción en Sarlat. En 1877 se casa con Mlle Bardy­Delisle con quien tiene tres hijos. En 1894 es nombrado director de la estadística judicial del ministerio de justicia, empieza a frecuentar París. En 1896 se encuentra por primera vez con Bergson e inicia sus conferencias en el Colegio Libre de CienciasSociales que se prolongan hasta 1899. En 1900 es nominado para el Collège de France, en el cargo de filosofía moderna, y es elegido para la Academia de ciencias Morales y políticas en la sección de filosofía. Dicta sus cursos en el Collège de France hasta 1904, año en que muere. Dedica todo su trabajo intelectual al estudio de la criminología, la sociología y la construcción de larespectiva filosofía. Entre 1886 y 1890 su muy fecunda producción y su permanente intervención en el   ámbito   de   la   investigación   criminológica,   culminan   con   la   publicación   de   “ Las   leyes   de   la imitación” , que se traduce rápidamente a muchos idiomas.  A   partir   de   1890   y   hasta   su   muerte,   la   fecundidad   de   su   producción,   y   la   novedad   de   susintervenciones son motivo permanente de reconocimiento y divulgación de su obra. Sin embargo a partir de 1922, año en el que se publica la octava edición de su libro La Psychologie économique,su obra ha sido objeto de olvido hasta su redescubrimiento en los años 60 y 70 con el reconocimiento que le hace Deleuze en “Re petición y diferencia”  y con los trabajos de tesis que le dedica Jean Millet. Como   señala   Jean­Clet  Martin, Gabriel   Tarde   no es   un  pensador   maldito,  pero tampoco  es   un pensador complaciente con las corrientes ideológicas del siglo XIX. Tenemos que catalogar sus libros entre los de aquellos autores que se complacen “ en encontrar sus propias tesis, sus propias creencias     confirmadas bajo  la  pluma  de quien no fue ni  de  hecho  filósofo  ni  verdaderamente sociólogo, por haber sabido jugar con esos dos estilos”. Tarde es, pues un pensador intempestivo1,
1

.­ Jean­Clet Martin, Tarde: una nueva monadología, revista Multitudes número 7, diciembre de 2001.

Gabriel Tarde y nosotros Página 1 / 11

que no acepta la     certidumbre liberal que “ confunde el deseo con la fe mecánica en el progreso y en el valor activo del trabajo: fuerza de producción en la que desaparece cualquier alma individual, sin   que   la   máquina,   por lo   demás,   pueda   desarrollar   sus   virtualidades  ecológicas.  Intempestivo también por no haberse suscrito a las intrigas imitativas de la comuna que desglosa, en la oposición universal de los poderes y de las relaciones de fuerzas, una lucha de clases demasiado dialéctica. Intempestivo sobre todo por la obstinación que lo hace volver a supuestos pensamientos oscuros, alas viejas manías metafísicas como las que Leibniz empieza a construir bajo el extraño nombre de 'mondología'. Esta espiritualización de la materia, pues hay tantas almas como granos de arena, y, a ” por cuanto “t oda cosa es una sociedad” , de la sociedad; así como su correlato panvitalista, según el cual “ nada hay inculto, estéril, muerto, en el universo”...
tracking img