Titulo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (501 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cartas a una joven psicóloga.
Por Ignacio Solares
CAPITULO 1
La flor que afecta una estrella
Denisse Cointa Loranca Zurita

“Conócete a ti mismo” el famoso consejo de Sócrates, aun así tandifícil de entenderlo y aplicarlo, tanto que, después de tanto tiempo ni la propia psicología sabe que es lo que estudia. Somos observadores y expertos en el tema o bueno eso queremos creer, por ello lapsicología es más humanista que científica, no obstante que hasta en la vida cotidiana aconsejamos a otros, en el cómo debe actuar y como superarlo, y eso no implica que sea un solo camino por quepodemos llegar a al mismo resultado a partir de distintos caminos, el mejor consejo que se puede dar a un nuevo psicólogo es: -“Toma tu distancia: como el astrónomo hace con el sol, es la mejor manera deconocer a la gente.”-
En la misma teoría de la psicología se contradicen, ¿que si existe el alma como lo dijo Aristóteles? Hasta el postulo de inconsciente por Freud. Y lo más probable es que todoeste vaivén es por el simple resultado de querer tener Poder; poder por manipular. –“¿O no será de veras que el medio social y político en el que nacemos y crecemos marca con una huella indeleblenuestras acciones y nuestros sueños, nuestras represiones y libertades?”- claro está que el contexto nos determina como personas, bien podría ser que no pensemos igual porque nuestras circunstancias hansido distintas, por que el pensamiento de cada época influye en el actuar.
No obstante lo divertido de la profesión –“se trata de que el psicólogo sea su paciente”- la ambigüedad de la propia cienciahay que tomarla con encanto y una sonrisa sonrojada, porque con ello no solo te ayudas a ti, sino con esa misma actitud ayudaras a alguna persona más -“…las virtudes terapéuticas de la risa..Y… terminópor curarse.”- La literatura es una buena rama que ayuda a esclarecer dudas, no por nada los poetas del renacimiento pusieron preguntas fundamentales sobre la mesa; Freud que gustaba de ello, fue...
tracking img