Trabajo br

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 39 (9735 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
1
El presente material se encuentra protegido por derechos de autor. Se reproduce para uso didáctico, exclusivo para los estudiantes del SFT de la Pontificia Universidad Javeriana. Fuente: González, Antonio, Reinado de Dios e Imperio, Sal Térrea, Santander 2003, p.85-109.

EL DIAGNÓSTICO BÍBLICO
-Antonio GonzálezIndicaciones de lectura: “La lógica de Babel”, de la cual nos habla AntonioGonzález, es una manera de nombrar, en el relato bíblico, cierta forma de estructurarse de la praxis humana. Con el siguiente ensayo pretendemos una apropiación de lo expuesto por nuestro autor, a partir del análisis de un relato bíblico. Al final de la lectura, encontrarás la actividad de análisis sugerida

Entramos ahora en el tratamiento específicamente cristiano de los problemas que nos ocupan. Yeste tratamiento cristiano encuentra su fuente primera de inspiración en la historia de Jesucristo y en la historia de su pueblo, tal como nos es testimoniada por la Escritura. 3.1. EL RECURSO A IA ESCRITURA. El recurso a la Escritura puede, en muchos casos, sorprender. Con mucha frecuencia, cuando en las iglesias cristianas se utiliza para abordar problemas sociales, la Escritura no suele aportargrandes novedades sobre lo que los cristianos ya saben por otros medios. De este modo, la Escritura se convierte en un acervo de citas destinadas a confirmar con su autoridad alguna opinión a la que ya hemos llegado previamente. Los progresistas encuentran muchos pasajes en los que se llama a los creyentes a hacer justicia, pero los conservadores también pueden encontrar algunas citas utilizablespara confirmar el orden vigente. En ambos casos, los textos se sacan del contexto de la Escritura en su conjunto y se ponen al servicio de unas decisiones previas. Cuando en algunos contextos se hablaba de la „mediación de las ciencias sociales para la teología‟, con demasiada frecuencia eran las ciencias sociales las que proporcionaban no sólo los problemas y los diagnósticos, sino también lassoluciones. De este modo, la teología no permitía a la Escritura mucho espacio para decir algo nuevo. Simplemente, se rebautizaba lo ya existente: lo que [85] para las ciencias sociales era „explotación‟, para la teología era „pecado‟; lo que para las ciencias sociales era un „proceso de liberación‟, para la teología era „salvación‟. Obviamente, estas equivalencias tienen su lado positivo, queconsiste justamente en mostrar que la Escritura habla sobre este mundo y no sobre otro. En un libro reciente he mostrado cómo la salvación afecta directamente a la praxis humana y, por tanto, a su historia (González, 1999). Si la historia es praxis, y la salvación atañe a nuestra praxis, no puede haber dos historias, una historia secular y otra historia de la salvación. Solamente hay una únicahistoria humana, en la que tiene lugar la salvación de Dios. Pero ¿cómo tiene lugar? ¿Hay realmente salvación en una historia atravesada por el sufrimiento, por la explotación de unos seres humanos por otros, por la catástrofe ecológica? En este libro vamos a mostrar que sí hay salvación en la historia. Pero esa salvación, aunque es histórica, contiene una novedad que no se deriva de las posibilidadesmismas de la historia. Es la novedad de la gracia libre de Dios actuando en el mundo. La salvación es novedad, es una buena novedad actuando en esta única historia humana, abriendo en ella posibilidades inéditas de libertad, de justicia, y de fraternidad. Esto no excluye en modo alguno la utilización de las ciencias sociales. El capítulo anterior lo prueba claramente. Las ciencias sociales nos hanayudado a ir más allá de los síntomas superficiales, hacia un diagnóstico más profundo. Del conjunto de problemas de la aldea global hemos pasado a sus raíces en el sistema económico y a una consideración preliminar de las posibles soluciones. La „mediación de las ciencias sociales‟ sigue siendo útil para la teología, sobre todo cuando esa mediación no es simple retórica, sino que tiene lugar...
tracking img