Trabajo y dignidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2185 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Robert Coles…
“El trabajo y la dignidad”
Comienzo con una breve introducción para familiarizar al lector con la índole de mi propio trabajo que, a su vez, me permitió escribir este ensayo acerca de la forma en la que el “trabajo” afecta la vida de los demás y el autoestima o dignidad de aquellos otros que luchan por conquistarla; en esencia llegué a conocer familias de distintos antecedentessociales, culturales, económicos, raciales y regionales y estoy tratando, por medio de visitas semanales, o de dos veces a la semana, de aprender, a través de lo que me dicen, como piensan y sienten: en que cosas creen, cuáles son sus esperanzas, temores, odios y que les envidian a otros. A veces grabo magnetofónicamente las conversaciones, pero otras veces no lo hago; cuento con un par de ojos, unpar de oídos, con la capacitación clínica de un psiquiatra de niños y, según espero, con el buen juicio y la capacidad del escritor que el destino haya querido proporcionarme.
Supongo que soy un “trabajador de campo” que esta “allí afuera” según espero y ruego no para “tratar” a la gente o hacer caricaturas de ella, sino para transmitir algo de sus vidas, que frecuentemente son muy complejas,también estoy seguro de que me arriesgo o sucumbo a una cantidad de azares: una exagerada identificación con las gentes, a las que llego a conocer como amigos y también como “informantes”; una romántica desgana por explayarme en cosas peores.
De todos modos las existencias se resisten, y también ceden, al interés de aproximación del observador social o psicológico, no importa la definición delinvestigador. Ninguna existencia es tan típica o representativa; cuanto más se acerca la mirada del observador de fuera, van surgiendo más incoherencias o totales contradicciones, del aluvión de visitas y más visitas. Después de algunas conversaciones con el obrero de una fábrica, uno tiene la sensación de que se ha tropezado con el Típico Obrero Blanco Norteamericano.
Cierto es que las encuestas ylas diferentes “investigaciones” nos dicen que los científicos sociales pueden hacer generalizaciones, que es posible sustentar con bastante rapidez o refutar en forma rotunda, formulándole a la gente una serie de preguntas.
Presumiblemente le damos un sentido a esas palabras, las utilizaciones para ayudar a sustentar nuestras diferentes teorías, junto con alguna ocasional disposiciónideológica; y de esa manera las producimos a los demás y a nosotros mismos la impresión de seriedad, de ser individuos en los que se puede confiar, de que tenemos un carácter reflexivo y la capacidad para hacer buenos juicios; pero es poco probable que estén de acuerdo con este juicio acerca de nosotros, muchos obreros y obreras de fabricas, o sea hombres y mujeres que pertenecen a la llamada clasetrabajadora. Ellos desconfían de los intelectuales y no tienen fe en el valor del auto indignación interminable, y luego también hay que tomar en cuenta la cuestión de tiempo y dinero.
El resultado durante una “entrevista” que no esta tan astutamente como uno cree disfrazada de platica intrascendente, que es el más rotundo silencio; y cuando uno emprende un ataque, sutil o no sutil, tratando de romperese silencio, el resultado es la perplejidad, el fastidio, la frustración, el desperdicio o, a menudo, una mezcla de todos estos sentimientos y actitudes. En algunos casos puede producirse otro resultado; de pronto una pregunta actúa como factor desencadenante de una explosión y entonces el agua se desborda por encima de un dique que de súbito se ha debilitado.
Quizás no sea esta una introduccióndemasiado extensa al análisis del “significado” que tiene el trabajo para las existencias de los hombres y las mujeres adultos norteamericanos, los cuales para nada se sienten turbados de otorgarse a sí mismos títulos tales como “ un hombre trabajador”, o “tan solo un ama de casa”, o bien “una persona común”. Esta ultima calificación, no significa denigrar la cantidad o merito del trabajo,...
tracking img