Trabajo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4686 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 20 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Las causas:
Las causas de la guerra civil que enfrentó a los populares y a los optimates romanos han sido objeto de gran debate debido a esa tendencia a enredarlo todo que solemos tener.

En realidad no hay una causa sino muchas. Las guerras civiles, los españoles lo sabemos bien, no estallan de buenas a primeras, sino cuando el barril está repleto de pólvora y cien manos aplican fuego paraque estalle. Las guerras civiles son el triste y sanguinario desenlace de mil errores acumulados a lo largo de años y de los intereses de unos y otros, quienes quiera que sean, que llegado el momento crítico, la reciben como el paso definitivo hacia su victoria.

La Guerra Civil no fue el enfrentamiento personal entre César y Pompeyo que los historiadores antiguos, modernos y contemporáneos hastael siglo pasado nos han querido vender. Ninguna guerra estalla porque dos hombres se enfrenten, pero queda muy bien contarlo así, muy romántico y peliculero, pero nada real. La Guerra Civil que convirtió a la enferma y decadente República de Roma en el Imperio Romano de los Julio-Claudios, paradigma de fuerza, poder, equilibrio y paz, tuvo varias causas fundamentales. Cada uno tiene su teoría, lamía, que voy a tratar de sintetizar lo máximo posible, es ésta:
LAS CAUSAS POLÍTICAS

Dijo Clausewitz que la guerra no era más que la continuación de la política por otros medios. En esto tenía razón y la Guerra Civil que nos ocupa es un claro ejemplo. Si consideramos que la política romana de los últimos años de la República se basó en la relación entre Pompeyo y César, la guerra no fue másque la continuación de esa relación, ahora ya no en los despachos, sino en el campo de batalla. Esta puede ser una buena introducción, pero evidentemente no explica el trasfondo político de la situación. Pompeyo y César fueron los principales actores, pero la obra que representaron era mucho más que dos actores en escena ya que ambos sólo fueron las figuras que polarizaron la situación política queafectaba a toda Roma. La situación política de la Roma de la primera mitad del siglo I aC no era nada envidiable. El secular enfrentamiento entre las dos facciones en las que se dividían los romanos, populares y optimates, ya había generado una guerra civil cuyos líderes fueron Mario y Sila.

Los optimates eran el grupo de la casta dirigente que llevaba en el poder desde los tiempos de Rómulo yque no quiere que cambie nada porque cualquier cambio lo consideran un peligro para sus privilegios adquiridos a lo largo de siglos. Ultraconservadores de palabra y acción, este grupo estaba acaudillado por mezquinos personajes para los que el interés de Roma siempre coincidía con el suyo propio. Eran corruptos, soberbios y pretendían gobernar un imperio a base de esquilmar a la población sinimportar nada más que sus propios intereses.

Los populares eran lo opuesto: defendían la integración de los pueblos en el sistema romano, empezando por los pueblos italianos sometidos por Roma y una mayor democratización de las instituciones, que estaban secuestradas por los optimates. No es que fueran un grupo de santos, ni mucho menos, pero se habían dado cuenta de que Roma se había estancadoen manos de unas pocas familias senatoriales, endogámicas tribus que tenían el control impidiendo el paso a la sangre nueva que ellos representaban.

Hay que tener mucho cuidado, ya que estos dos partidos o grupos políticos no son identificables con partidos al uso moderno ni sus ideologías pueden reducirse a "derechas" o "izquierdas". Cierto es que los optimates eran ultraconservadores y lospopulares reformistas, pero las modernas acepciones políticas de hoy en día no puden ser utilizadas para estudiar algo que ocurrió hace más de 2.000 años.

La primera guerra civil entre Mario y Sila fue el resultado lógico del enquistamiento al que las pretensiones de los populares y la cerrazón de los optimates había conducido a toda Roma. La victoria de Sila se rubricó con escalofriantes...
tracking img