Tres fechas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (957 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La historia que estamos a punto de relatar, probablemente le ocurriera Gustavo Adolfo Bécquer.
Éste un día se encontraba repasando una cartera de dibujos, repleta de apuntes realizados en lasmúltiples excursiones a Toledo que realizaba. Entre esos dibujos se topó con tres fechas, las cuales rápidamente le trasportaron a tres sucesos que le ocurrieron en la ciudad de Toledo.
En el primer viajeque realiza a la ciudad, el poeta toma múltiples dibujos del claustro de San Juan de los Reyes, de regreso a su pensión, todos los días pasaba por una calle estrecha, torcida y angosta, en la queguardaba tan fielmente la huella de las cien generaciones que en ella habían habitado, que hablaba con tanta elocuencia a los ojos del artista y le revelaba tantos secretos puntos de afinidad entre lasideas y las costumbres de cada siglo. El artista queda tan fascinado de la calle que incluso llega a decir que la cerraría y en su pared colocaría un cartel que reflejara: “«En nombre de los poetas y delos artistas, en nombre de los que sueñan y de los que estudian, se prohíbe a la civilización que toque a uno solo de estos ladrillos con su mano demoledora y prosaica.»

Un día al cruzar la angostacalle, Bécquer se quedó mirando a un caserón, en el cual rápidamente al poeta le llamo algo la atención, las cortinillas de una ventana se habían levantado un momento para volver a caer, ocultando asus ojos la persona que sin duda le miraba en aquel instante.
El joven, no se pudo quitar de la cabeza quien le estaría espiando detrás de esa misteriosa ventana. Al día siguiente volvería a pasarpor la estrecha calle, y otra vez lo mismo, las cortinillas se habían vuelto a levantar para caer rápidamente. Bécquer no podía de dejar de imaginar quien sería esa extraña figura que se escondía trasesas cortinas, aunque el ya se había imaginado una mujer joven, bella hasta incluso el color de sus ojos.
Bécquer tuvo que abandonar la ciudad para regresar a Madrid donde residía con asiduidad,...
tracking img